Venden en EEUU cargamento de gasolina confiscado y que pertenecía a empresa de Wilmer Ruperti

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Venden en EEUU cargamento de gasolina confiscado y que pertenecía a empresa de Wilmer Ruperti



Un buque que transportaba unos 100.000 barriles de gasolina que una compañía naviera sospechaba que estaban destinados a Venezuela, una nación sedienta de combustible, llegó a un puerto de EE.UU. el lunes 28 de septiembre, según los datos de Refinitiv Eikon, después de que un tribunal norteamericano aprobó una venta privada de la carga.

En una demanda presentada en mayo, la compañía Brujo Finance, con sede en las Islas Marshall, dijo que temía que Sea Energy Company, fletadora del buque tanque Alkimos, planeaba enviar el buque cargado de gasolina a Venezuela – que está sujeto a estrictas sanciones de EE.UU. – y no a Aruba o Curaçao, como declaró inicialmente, informó Reuters.

Sea Energy dijo en los archivos de la corte que no planeaba enviar la carga a Venezuela.

Washington ha impuesto sanciones a la empresa petrolera estatal Petróleos de Venezuela como parte de su intento de destituir al presidente Nicolás Maduro, y ha advertido a otras empresas que no hagan negocios con PDVSA. Esto ha exacerbado la escasez de gasolina en Venezuela, que también sufre de una baja producción de combustible doméstico.

La compañía que anteriormente era dueña de la carga, ES Euroshipping, es propiedad de Wilmer Ruperti, un magnate de negocios venezolano con estrechos lazos con el gobierno de Caracas.

A finales del mes pasado, el Tribunal del Distrito Sur de Texas aprobó una venta privada de la carga a Bridgeport, una empresa comercializadora de Connecticut, Kolmar Americas, por unos 2,75 millones de dólares. Los intentos anteriores de subastar la carga y realizar una venta privada supervisada por el tribunal habían fracasado.

El buque comenzó a navegar hacia la terminal de Vopak en Houston a finales del domingo, según los datos del Refinitiv Eikon, indicó Reuters.

Varios cargamentos de gasolina iraní que habían sido destinados a Venezuela y fueron incautados por Estados Unidos, a través de un caso de confiscación civil, permanecieron en el mar, después de permanecer durante semanas para descargar en los puertos norteamericanos.

Te podría interesar también