Variante Delta y no la crisis afgana está lastrando rendimiento de bonos del Tesoro en EEUU

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Variante Delta y no la crisis afgana está lastrando rendimiento de bonos del Tesoro en EEUU

Los inversores están ocupados frenando sus expectativas de cara al simposio anual de la Reserva Federal de esta semana, que normalmente se celebra en el complejo turístico de Jackson Hole en Wyoming, pero ahora se ha trasladado a un formato online, debido al aumento de las infecciones por COVID-19.

El volumen de operaciones es escaso durante las vacaciones, así que el mercado de los bonos del Tesoro de Estados Unidos sigue nervioso y volátil.

Los estrategas del mercado se han quejado del escaso volumen de operaciones y la falta de liquidez en el mercado del Tesoro antes del simposio de la Fed, indicó un comentario sobre el mercado de Investing.com

Cualquier esperanza de un anuncio concreto sobre la reducción gradual de las compras de bonos se ha evaporado a medida que la variante Delta del coronavirus gana fuelle y amenaza con lastrar los datos económicos.

La explosión de crecimiento reflejada en el informe del lunes del índice de actividad económica de la Fed de Chicago, que subió a 0,53 puntos en julio frente a los -0,01 de junio, ya parece historia antigua a medida que los inversores y los responsables de la política monetaria de la Fed buscan pistas sobre el inminente impacto del nuevo aumento de las infecciones.

También el lunes, las ventas de viviendas construidas aumentaron en julio un 1,5% en el conjunto del año tras la subida del 1,4% de junio, pero ese indicador también puede experimentar un retroceso mientras los compradores sopesan la incertidumbre de una prolongación de la pandemia.

La turbulencia política está teniendo poco efecto, ya que los inversores siguen centrados en cómo reaccionará la Fed a la variante Delta.

La problemática retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán y la inmediata toma del poder por los talibanes han llevado los índices de aprobación del presidente Joe Biden a territorio negativo por primera vez, mientras que una grieta entre los demócratas de la Cámara de Representantes sobre los proyectos de ley de gasto amenazan con convertirse en un enfrentamiento que podría bloquear la legislación.

Nada de eso parece afectar significativamente al comportamiento de los inversores, ya que ahora se espera que el presidente de la Fed, Jerome Powell —que tiende a ser prudente en los buenos tiempos— se muestre aún más prudente tras mantener una postura bastante vaga en su discurso del viernes.

Aunque ha desconcertado a los economistas, los inversores, que han mantenido bajo el rendimiento de los bonos del Tesoro estas últimas semanas a pesar de las señales de una recuperación robusta, están empezando a parecer premonitorios. Los alcistas del bitcoin ven un lado positivo en el bajo rendimiento de los bonos del Tesoro, ya que creen que podría incitar a los inversores a comprar la criptomoneda, además de oro, en busca de mayores beneficios.

Aun así, el aumento del lunes alentó a algunos analistas a pronosticar un mayor rendimiento en los próximos meses, ya que esperan que la recuperación continúe a buen ritmo incluso ante la incertidumbre del COVID.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también