Uruguay vende un 8% de su carne vacuna a Venezuela

// EFE


La exportación de carne uruguaya totalizó 1.650 millones de dólares entre julio de 2015 y junio de 2016 por la venta de 390.000 toneladas de ese producto, informó hoy la Presidencia del país suramericano a partir de los datos difundidos por el Instituto Nacional de Carnes (Inac).

El gerente de Información del Inac, Jorge Acosta, destacó la alta cifra de exportaciones del sector por un total de «1.650 millones de dólares por las 390.000 toneladas provenientes de todos los productos que surgen en el sector cárnico», dijo basado en el Informe Estadístico del Año Agrícola 2015-2016.

A pesar de las buenas ventas de Uruguay se constató «una disminución del 9 % respecto a la cifra récord que se había verificado en el período anterior», señaló Acosta.

El gerente indicó que el país suramericano vende el 90 % de sus carnes vacunas frescas a más de 130 mercados alrededor del mundo.

China es el principal mercado con cerca del 37 % del ingreso de divisas gracias a una importante venta de la carne vacuna y a un papel destacado en «otros productos como las menudencias», del que el país asiático es el principal destino de exportación a pesar de que no es donde más se aprecia el valor de la carne», informó Acosta.

La Unión Europea (UE) es el segundo destino de la carne uruguaya con 22 % del total de exportaciones, seguido por el bloque del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta, por sus siglas en inglés), conformado por México, Canadá y Estados Unidos, que se ubicó en tercer lugar con 18 %, lo que implica una disminución de su participación pasada.

Por otra parte el Mercosur, integrado por Argentina, Paraguay, Uruguay, Brasil y Venezuela, junto a Medio Oriente, donde se destaca Israel, totalizaron 8 % cada uno.

El 85 % de las exportaciones proviene de la carne bovina, «una cifra un poco mayor que el ejercicio pasado, que muestra cierta estabilidad. Algunas diferencias tienen que ver con que se han faenado más hembras que machos», informó Acosta.

En el informe del Inac se detalla que se sacrificaron 2.153.115 bovinos, la mitad fueron vacas, seguidos por un 48% de novillos y luego por terneros y toros.

Según Acosta la producción de ovinos «está un poco restringida ya que cerró el ejercicio de este año con solo 811.000 cabezas» lo que representó una disminución del 30 % comparado con el mismo período de 2014-2015.

Te podría interesar también