Un kilo de cobre puede valer hasta $50 en la frontera

// Banca y Negocios @bancaynegocios



El negocio clandestino de cobre dentro y fuera de Venezuela está causando un fuerte impacto en los servicios de electricidad e internet. Varias zonas del país, incluyendo la capital, tienen grandes zonas oscuras, mientras miles de suscriptores no pueden hacer uso de la red. La razón están en el robo de cables para extraerles el cobre, cuyo mercado clandestino paga muy bien dentro y fuera del país.

Un reportaje de la BBC revela detalles sobre este oscuro negocio. Señalan que en el mercado nacional un kilo de cobre se paga a Bs 25.000, pero en poblados fronterizos con Colombia se vende hasta en $50 (unos Bs 1,6 millones al cambio no oficial).

«Los ‘buitres’ del cobre buscan su premio en antenas de telecomunicaciones, postes del alumbrado público y subestaciones eléctricas. El Gobierno detalló que criminales se han apoderado de 19.000 metros de cables del servicio de luz en toda Venezuela», reseña el medio británico.

El gobierno de Nicolás Maduro le declaró la guerra al contrabando de cobre y materiales estratégicos. «Estoy seguro de que estos conspiradores deben estar vinculados a mafias contrabandistas, de narcotraficantes, es decir, a la Mesa de la Unidad Democrática», dijo el jefe del Estado durante la transmisión del programa Los Domingos Con Maduro, sosteniendo en sus manos un grueso cable de cobre cortado.

En Zulia, los comerciantes que antes compraban el metal se quejan de la prohibición, dicen que les causa grandes pérdidas. Sin embargo, BBC señala que «ciudadanos de clases media y baja aún se acercan para rebuscarse ofreciendo el cobre escondido en las entrañas de colchones, ventiladores, cables, cargadores en desuso, piezas de aire, televisores y neveras«.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también