Senadores republicanos frenan plan de $1,2 billones para infraestructuras propuesto por Biden

// EFE

Senadores republicanos frenan plan de $1,2 billones para infraestructuras propuesto por Biden



Los republicanos bloquearon este miércoles en el Senado de Estados Unidos el plan de infraestructuras del presidente Joe Biden cuyo objetivo era invertir 1,2 billones de dólares a lo largo de ocho años en las carreteras, puentes y puertos del país.

Los republicanos ni siquiera accedieron a debatir la iniciativa durante una votación clave, aunque el líder de la mayoría demócrata del Senado, Chuck Schumer, pidió que el plan se vuelva a someter a voto en los próximos días.

De manera unánime, los 50 senadores republicanos votaron en contra de la iniciativa y 49 demócratas votaron a favor; de manera que el proyecto no superó la barrera de 60 apoyos que necesitaba para que fuera considerado en el hemiciclo de la Cámara Alta.

Schumer había decidido someter a voto la iniciativa para, como dijo, «empezar a hacer rodar el balón»; pero varios senadores republicanos consideraron que su movimiento era muy agresivo y le pidieron en varias ocasiones que lo retrasara.

A los republicanos les preocupa especialmente cómo se va a recaudar el dinero para pagar por las infraestructuras.

El voto se produjo casi un mes después de que Biden compareciera fuera de la Casa Blanca con un grupo de legisladores demócratas y republicanos para anunciar que habían alcanzado un acuerdo para reconstruir las infraestructuras del país.

El objetivo del plan es modernizar lo que ha llamado «infraestructura física», es decir, carreteras, puentes, ferrocarriles, puertos y aeropuertos, entre otros.

Fuera del pacto quedó la llamada «infraestructura humana» necesaria, por ejemplo, para reabrir los centros de educación para niños que han cerrado durante la pandemia, así como para combatir la pobreza, el cambio climático y expandir «Medicare», un programa de cobertura sanitaria para las personas mayores de 65 años.

Esos puntos han sido incluidos en un paquete de gasto social de 3,5 billones de dólares que los demócratas quieren aprobar en solitario a través de una fórmula legislativa conocida como reconciliación y que permite aprobar un proyecto de ley con mayoría simple de 50 votos, en vez de con los 60 que hacen falta normalmente.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también