¿Se acerca un nuevo aumento del salario mínimo?

// Banca y Negocios @bancaynegocios



Durante los años 2015 y 2016 el gobierno del presidente Nicolás Maduro ha decretado aumentos salariales al cerrar el año, bajo el argumento de que es una medida para «proteger el salario de los trabajadores». Si ese criterio se mantiene y las autoridades descartan el impacto que pueda tener en la inflación que ya registra tres dígitos, es muy probable que se anuncie un cuarto incremento del salario mínimo este año.

Maduro dijo el lunes que para el miércoles 1ero de noviembre anunciará «sorpresas para las navidades felices», sin detallar si serán anuncios económicos.»Vamos a tener navidades parrandeando, trabajando y votando», expresó.

La semana pasada había dicho en Twitter que su gobierno iba «hacia nuevas victorias». «No ha terminado el año, pueden venir nuevas victorias», aseguró, en lo que ahora se sabe era una referencia a las elecciones municipales que serán en diciembre y que podría estimular al gobierno a incrementar el salario para usar esa medida dentro de la campaña electoral, como ya se hizo en julio de este año para el proceso de la Asamblea Nacional Constituyente.

En lo que va de año el salario mínimo ha subido 404%, al pasar de Bs 27.092,10 al cierre de 2016 a Bs 136.544,18 desde el mes de septiembre. Adicionalmente, se ha ordenado un alza en el ticket alimentación en dos ocasiones, primero a 15 unidades tributarias por día y luego a 21 unidades tributarias, lo que lo ubica en Bs. 189.000. Así, la remuneración mensual integral se ubica en Bs 325.544,18.

Sin embargo, estos incrementos han resultado insuficientes frente a la inflación, a la que ya muchos analistas añaden el prefijo de hiper. El más reciente informe del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Médica Venezolana (Cenda) señala que se necesitan 19,6 salarios mínimos (136.544,18 bolívares) para adquirir la canasta alimentaria de una familia de cinco integrantes.

Según el indicador de la Asamblea Nacional, la inflación al mes de septiembre acumulaba un alza en el año de 536,2%,  más de 130 puntos porcentuales por encima de los aumentos de salario mínimo.

Teniendo en cuenta el escenario electoral y los incrementos anteriores, la firma Aristimuño Herrera & Asociados estima que el nuevo incremento integral sería de 50% a partir de noviembre, para llevarlo a Bs 488.316,27, contando salario mínimo y ticket alimentación.

Estos números tienen un impacto tanto en las finanzas públicas como para las empresas ya afectadas por la caída de la actividad. El gobierno suele resolver a través de créditos adicionales, usualmente utilizando al Banco Central de Venezuela para financiar el déficit, con el consecuente incremento de la liquidez y su fuerte impacto en la inflación. Por el lado de las empresas la salida generalmente va por el aumento de precios, con incidencia en la demanda sobre todos en aquellas cuyos productos y servicios no son de carácter prioritario (de fácil sustitución), a las cuales la capacidad para cumplir con los aumentos obligatorios de salarios se les hace muy cuesta arriba.

Te podría interesar también