Reservas internacionales cerca de perder el piso de $10.000 millones

// Banca y Negocios @bancaynegocios



El nivel de reservas internacionales, que se ha mantenido con fluctuaciones sobre la barrera psicológica de los 10 millardos de dólares durante los meses transcurridos de 2017, se está aproximando peligrosamente a perder este piso, a juzgar por su nivel actual.

En estos momentos, el Banco Central de Venezuela reporta que el volumen de las reservas se ubica exactamente en 10.007 millones de dólares en total en estos momentos, con importantes compromisos por concepto de pago de deuda externa para los próximos meses, una fuerte y continua contracción de importaciones e ingresos petroleros cada vez más limitados.

En este contexto, las apuestas a un default (impago) de deuda venezolana están subiendo a medida que las reservas internacionales se aproximan a este nivel crítico, al tiempo que las protestas contra el gobierno se intensifican y el presidente Nicolás Maduro presiona para reescribir la constitución.

La probabilidad implícita de que el país no realice un pago durante los próximos 12 meses aumentó a un 56%, según datos de CDS (swaps de impago de crédito) compilados por Bloomberg, el nivel más alto desde diciembre. Las probabilidades de un evento de crédito durante los próximos cinco años aumentaron al 91% en junio.

Maduro, que ha enfrentado tres meses de violentas protestas que han dejado casi 80 muertos, ha reducido drásticamente las importaciones de alimentos y medicinas para conservar el dinero necesario para pagar a los tenedores de bonos ahora que los precios del petróleo y la producción están cayendo. Eso no ha detenido una disminución en las reservas, que suelen ofrecer a los inversores cierto grado de seguridad de que el gobierno evitará un default en el corto plazo. Los recientes acuerdos para proporcionar liquidez al gobierno sólo han dado lugar a incrementos marginales que han desaparecido rápidamente.

El país tiene que realizar pagos de capital e intereses por más de 5.000 millones de dólares el resto del año, aunque no debe pagar grandes cantidades antes de octubre.

La alianza opositora de Venezuela planea celebrar un plebiscito no oficial el 16 de julio para evaluar el apoyo a un gobierno de unidad nacional. Se preguntará a los votantes si apoyan el plan de Maduro para reescribir la Constitución, qué papel deben desempeñar las fuerzas armadas en el restablecimiento del orden y si respaldarían un gobierno de unidad. El referéndum ocurrirá semanas antes de una votación el 30 de julio para los delegados de la asamblea constituyente a la que se oponen dos tercios de los votantes y que críticos temen que podría mover al país hacia un autoritarismo al estilo de Cuba.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también