Refinerías estadounidenses comienzan a reducir importaciones de petróleo venezolano

// Banca y Negocios @bancaynegocios


Las refinerías estadounidenses están cambiando la dieta de procesamiento de crudos pesados, disminuyendo así el impacto potencial en sus negocios por cualquier interrupción de suministro de Venezuela mientras la administración Trump considera nuevas sanciones en el país, reseñó en un cable la agencia Reuters.

Las refinerías Valero Energy Corp y Marathon Petroleum Corp dijeron este jueves que planean operar con crudos más ligeros y dulces este trimestre, continuando la tendencia de reducir la dependencia hacia los crudos pesados y ácidos suministrados por Venezuela y otros productores de la OPEP.

Las entregas de crudo venezolano a Citgo Petroleum, el brazo de refinación estadounidense de la estatal Petróleos de Venezuela, cayeron a unos 70.000 barriles por día (bpd) el mes pasado, desde un promedio de unos 200.000 bpd a principios de este año. Phillips 66, el cuarto mayor importador de crudo venezolano este año, recibió cerca de la mitad de su oferta prevista en junio.

Las importaciones estadounidenses de crudo venezolano cayeron un 32 por ciento en junio, a un mínimo de 13 años,  para ubicarse en 491.000 bpd, según datos de Reuters. Las exportaciones de PDVSA han disminuido este año, debido a que los problemas de producción y envío han reducido su capacidad para cumplir con sus compromisos.

El miércoles, el gobierno de Trump impuso sanciones a 13 funcionarios activos o antiguos de Venezuela como presión a Maduro para que abandone los planes para una Asamblea Constituyente, que tendría el poder para reescribir la constitución. También se están ponderando las sanciones financieras o de importación, adicionales, que bloquearían el acceso del país a dólares estadounidenses por su petróleo.

Valero, el mayor importador de crudo venezolano en junio, planea cambiar sus refinerías estadounidenses este trimestre para operar con la cantidad máxima de crudo dulce ligero posible, dijeron sus funcionarios, a medida que el petróleo pesado se vuelve más caro debido a la menor disponibilidad de petróleo crudo suministrado por la OPEP . Eso ha reducido el descuento en comparación con los grados más ligeros en los últimos meses.

Los refinadores de la Costa del Golfo de EEUU, que pueden procesar hasta 9,6 millones de bpd, tradicionalmente preferían los crudos pesados y ácidos. Pero los recortes de la producción de la OPEP, menos los suministros procedentes de los productores latinoamericanos y los crecientes suministros de petróleo de esquisto han mejorado la economía de los crudos más livianos.

Los productores de petróleo pesado de México y Colombia también han reducido los envíos este año en medio de la disminución de la producción. Venezuela, México y Colombia combinaron la producción reducida en casi un 10 por ciento, a 5,38 millones de bpd, en los primeros cinco meses de 2017 frente al mismo período del año pasado, según cifras oficiales.

“El aumento de la actividad de perforación de EE.UU. y la producción de crudo han apoyado atractivos descuentos en el crudo dulce doméstico”, dijo el presidente ejecutivo de Valero, Joe Gorder, en una llamada con inversionistas.

Marathon, que obtiene la mayor parte de su crudo ácido de Canadá, dijo que el grado representaría alrededor del 54 por ciento de su producción este trimestre, frente al 59 por ciento del año anterior. La compañía también citó un estrechamiento en los diferenciales de precios entre crudos pesados y ligeros. Compró unos 36.500 bpd de crudo venezolano en abril.

El precio de crudo ligero de la costa del Golfo de los Estados Unidos es de unos 3 dólares el barril por encima del punto de referencia del crudo amargo, después de reducirse este año. En enero, el crudo ligero se comercializó hasta 4,37 dólares por barril por encima del punto de referencia del crudo ácido.

Los principales compradores estadounidenses de crudo venezolano este año hasta junio fueron Citgo, Valero, Chevron Corp y Phillips 66. En total, las importaciones estadounidenses de crudo venezolano en los primeros seis meses de este año totalizaron 655.000 bpd, o alrededor del 7,5 por ciento de todas las importaciones estadounidenses de petróleo.

Te podría interesar también