¿Qué es el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR)?

// Banca y Negocios @bancaynegocios


El Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) es una organización financiera de carácter internacional conformada por Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Forma parte del Sistema Andino de Integración y tiene su sede en Bogotá, Colombia.

Lea también: Fondo Latinoamericano de Reservas aprueba crédito al BCV por 482,5 millones de dólares

Inicialmente denominado Fondo Andino de Reservas, fue creado en 1978 por los países signatarios del Acuerdo de Cartagena, con el objeto básico de brindar recursos de apoyo a la balanza de pagos con recursos aportados por los bancos centrales de los países miembros.

Una vez consolidado el Fondo se decidió, en 1978, admitir a otros países miembros de la ALADI, reforma que entró en vigencia a comienzos de 1991.

El 10 de junio de 1988, se suscribió el Convenio Constitutivo del Fondo Latinoamericano de Reservas, con lo cual quedó derogado el Convenio anterior, que establecía el Fondo Andino de Reservas; y se le permitió a la organización admitir otros países latinoamericanos. De esta manera, los activos, pasivos y patrimonio del FAR fueron asumidos por el FLAR.

Además del citado apoyo a la balanza de pagos, el Fondo busca contribuir a la armonización de las políticas monetarias, cambiarias y financieras y contribuir a mejorar las condiciones de inversión de las reservas internacionales de los países miembros.

Perú, Colombia y Venezuela son los países con mayor capital pagado ante el FLAR, cada uno con 473,9 millones de dólares. Esto quiere decir que el préstamo aprobado a Venezuela por 482,5 millones de dólares, corresponde en buena medida con el total de su capital pagado, más una suma de US$ 8,6 millones. 

Entre los objetivos oficiales del FLAR destacan los siguientes: 

  • Acudir en apoyo de las balanzas de pagos de los países miembros otorgando créditos o garantizando préstamos de terceros.
  • Mejorar las condiciones de inversión de las reservas internacionales efectuadas por los países miembros.
  • Contribuir a la armonización de las políticas cambiarias, monetarias y financieras de los países miembros.

Te podría interesar también