¿Pueden las remesas familiares revivir las casas de cambio?

// Banca y Negocios @bancaynegocios

¿Pueden las remesas familiares revivir las casas de cambio?



El gobierno venezolano intenta reanimar la casi inexistente actividad de las casas de cambio otorgándoles una tasa para remesas familiares más atractiva que los Bs 80.000 por dólar del Dicom, hasta ahora el único tipo de cambio oficial, luego de la eliminación de la tasa Dipro en febrero.

La primera semana de junio el vicepresidente ejecutivo Tareck El Aissami, dio a conocer que tres casas de cambio (Italcambio, Zoom Casa de Cambio e Insular habían sido autorizadas para captar las remesas que los migrantes envían a sus familiares en Venezuela, un mercado que crece a la par de la diáspora.

Nadie dio mayor importancia al anuncio por cuanto la tasa vigente oficial -la del Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom) anclada en Bs 80.000 en las subastas 15, 16 y 17- no resulta de interés para una población que padece una voraz hiperinflación que evapora el poder de compra del bolívar y que de acuerdo a la medición de la Asamblea Nacional se ubicó en 110,1% en el mes de mayo.

El mercado paralelo, que se formó luego de la intervención de las casas de bolsa en 2010 y que puso fin al llamado dólar permuta, sigue siendo hoy la opción de más fácil acceso para quienes requieren hacerse de moneda dura de una manera expedita.

Tras varios intentos fallidos para “pulverizar” el mercado alternativo, la administración de Nicolás Maduro busca no solo oxigenar a las casas de cambio que mantienen una actividad casi nula desde que el gobierno eliminó la venta de dólares al menudeo por esa vía, sino probar si con el ingreso de remesas por canales formales puede bajar la presión sobre el dólar paralelo que ha escalado de manera importante durante 2018.

Como medidas para detener ese ascenso el gobierno detuvo en abril a uno de los dueños de los portales que facilitaban la compra-venta de divisas a tasa no oficial y más adelante intervino Banesco, el primer banco privado del país, bajo sospecha de estar manipulando el mercado cambiario. Pero el efecto ha sido contrario. El precio de la divisa norteamericana se disparó significativamente y no hay nada que haga prever que detendrá su avance.

Las casas de cambio autorizadas pagan las remesas –por lo menos esta semana- a Bs 1.303.270 por dólar, 16 veces más que la tasa Dicom, con lo que ahora los tipos de cambio oficiales vuelven a ser dos. A pesar de ser un mejor precio, el paralelo tiene un diferencial de al menos el doble, lo que atenta contra cualquier aspiración de casas de cambio de recuperar el mercado.

Esta tasa para remesas es la resultante de la adjudicación a las casas de cambio en la última subasta Dicom, dijo una fuente del mercado cambiario a Banca y Negocios. «La idea es que estas divisas alimenten el Dicom y las empresas tengan acceso a más dólares», indicó.

Quizá muchos de quienes han migrado no quieren pasar por las casas de cambio venezolanas, temiendo alguna acción del gobierno. Caso en el cual será muy poco el volumen que puedan mover estas organizaciones que, dependiendo de la operación, pueden cobrar hasta 5% de comisión.

Solo el año pasado, las remesas y operaciones de menudeo se ubicaron en $1.200 millones, de acuerdo con cifras del economista Asdrúbal Oliveros.

La participación de varios actores en el mercado del menudeo explica en buena parte la multiplicidad de marcadores del dólar que se observa desde el primer trimestre de 2018 y que sumado al aumento exponencial de la liquidez monetaria fijan el precio de la divisa no oficial, que sirve de base para calcular los precios de los bienes y servicios de la economía venezolana.

Te podría interesar también