Presidente de Colombia reclama mayores aportes para afrontar crisis venezolana

// EFE

Presidente de Colombia reclama mayores aportes para afrontar crisis venezolana



El presidente de Colombia, Iván Duque, calificó la situación de Venezuela como la crónica de una crisis anunciada, generada por los años de silencio y complicidad de «todo el mundo». En ese sentido, reclamó mayores aportes para ocuparse de lo que considera la mayor crisis migratoria que se haya visto el continente americano en décadas.

«Los recursos que se movilizan internacionalmente para atender esa crisis, comparados con otras crisis de migrantes realmente son irrisorios. Cuando uno mira la crisis de migrantes en Siria, el aporte puede llegar a casi 2.000 dólares por migrante. En el caso particular de Venezuela no hemos visto más de 150 dólares por migrante«, señaló Duque este miércoles durante un diálogo virtual con el director general de la plataforma española de debate «Nueva Economía Fórum», José Luis Rodríguez.

Según el mandatario colombiano, el reto es enorme porque la crisis migratoria crece, aún en el marco de la pandemia donde podría decirse que se han contenido ciertos flujos.

En ese orden, señaló los riesgos que genera la emergencia sanitaria por el coronavirus en la población inmigrante y alertó sobre la vulnerabilidad del sistema de salud de Venezuela, país con el que Colombia comparte una frontera terrestre de 2.219 kilómetros.

«No hay un buen control epidemiológico en Venezuela, no tienen información veraz sobre la disponibilidad de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), no hay ciclos de vacunación que estén funcionando oportunamente desde hace varios años», enfatizó.

Duque también reconoció el trabajo de las autoridades locales de Colombia, a donde han llegado más de 1,8 millones de venezolanos algunos de los cuales han optado por volver a su país acosados por la crisis económica causada por la cuarentena contra el coronavirus.

Según el mandatario, la situación en Venezuela es apremiante por el hecho de tener «una dictadura opresora que no permite que haya ningún tipo de esperanza», por lo que enfatizó en que lo que puede ocurrir en el país es absolutamente trágico si no hay una movilización de la comunidad internacional para poder atender la situación.

Duque insistió en que los esfuerzos de la comunidad internacional deben estar dirigidos además hacia tres grandes propósitos: la movilización de recursos para enfrentar la situación humanitaria, el fortalecimiento de las capacidades de salud en puntos de frontera y el envío de un mensaje contundente de que el proceso de reactivación de la democracia en Venezuela es inaplazable.

«Hoy, cuando estamos viendo los estragos de una dictadura opresora, la destrucción del aparato económico, la situación de pobreza y hambre, el deterioro en el frente de salud, lo que tenemos que darnos cuenta es que la solución del problema de Venezuela es fundamental para el futuro de las Américas», sentenció.

Te podría interesar también