Pdvsa Gas se encuentra a las puertas de un cierre operativo

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Pdvsa Gas se encuentra a las puertas de un cierre operativo



La industria gasífera del país se encuentra en el peor momento de su historia. Años de mala administración, corrupción, desinversión y falta de mantenimiento de instalaciones, han provocado una caída drástica en la producción de gas para consumo doméstico y llevado a la empresa Pdvsa Gas a las puertas de un cierre operativo.

Eudis Girot, director de la Federación Unitaria de Trabajadores de Petróleos de Venezuela (Futpv), explicó en una entrevista para El Diario que la demanda interna en el país es de aproximadamente 50.000 barriles diarios (b/d) de gas licuado de petróleo; sin embargo, la producción nacional tan solo alcanza 22.000 b/d, lo que representa una brecha de al menos 28.000 barriles diarios.

«Esto se refleja en que los ciudadanos se ven obligados a realizar colas para poder llenar sus bombonas y en el peor de los casos no puedan adquirir el combustible», señala.

Girot comenta que un factor que ha incidido de forma importante en la escasez de gas licuado es que debido a la falta de mantenimiento, las plantas de gas de todo el país se ven obligadas a operar a niveles mínimos. De esta manera, se ha incrementado la posibilidad de que ocurran accidentes que pongan en peligro tanto la vida de los trabajadores como las instalaciones.

Incluso, asevera que la problemática que existe respecto a la producción de gas es inclusive mayor que la que afecta a la refinación de gasolina desde hace meses.

Girot aclara que, si bien, la brecha entre la demanda nacional y la producción es un fenómeno que data de hace años, no era patente debido a que el gobierno de Nicolás Maduro había importado gas licuado procedente de Trinidad y Tobago.

La importación de gas licuado representaba un alto costo para el Estado venezolano, razón por la cual, ante la disminución de la renta petrolera, el gobierno optó por suspender la compra del combustible en el extranjero, sin importar cuán afectados podían resultar los ciudadanos.

El director de la Futpv afirma que en las actuales condiciones, el único mecanismo que puede garantizar el abastecimiento de gas doméstico en el país es reanudar las importaciones a la brevedad.

– Producción en riesgo –

Girot comenta que uno de los factores que ponen en riesgo el abastecimiento de gas licuado de petróleo en Venezuela, es el hecho de que la producción total del país es realizada por una sola planta, el Complejo Petroquímico José Antonio Anzoátegui ubicado en el estado Anzoátegui. Esta situación lo convierte en el de mayor valor estratégico para el país.

«La planta de fraccionamiento del Criogénico de Jose es la única que está produciendo gas licuado de petróleo. Si llega a producirse un accidente y tiene que detener su producción, toda Venezuela se va a quedar sin gas», advierte.

Esta planta ha estado en riesgo continuo durante el último mes pues se han producido múltiples accidentes ante la falta de mantenimiento. El último de ellos fue el incendio ocurrido en una esfera en la que se almacenaba propano, debido a una fuga a través de una de sus válvulas.

Previo a dicho incidente se había registrado otro incendio; en este caso debido a la rotura de una tubería de 36 pulgadas a través de la cual se transporta gas a la planta.

“No es normal que se produzcan tantos accidentes en la industria petrolera”, comenta.

Estos accidentes han incidido de forma negativa en la operatividad de la planta, pues de las 200 gandolas que solían surtir diariamente el complejo con gas licuado de petróleo, hoy solo lo hacen 41 gandolas.

Esta es, a juicio de Girot, otra de las pruebas de que Pdvsa Gas “se está cayendo a pedazos”, ante el descuido e indolencia con el cual los gerentes de la compañía manejan una de las industrias más importantes del país.

El director de Futpv asegura que de no producirse un mantenimiento profundo de las instalaciones de la planta, es solo cuestión de tiempo para que esta deje de operar.

Agrega que en otra época existía una reserva de almacenamiento de 500.000 barriles de gas licuado de petróleo para ser utilizada durante contingencias. Esa cantidad permitía garantizar el suministro por 15 días. Actualmente, la cantidad de producto que se encuentra almacenado no supera los 15.000 barriles, cifra que no permite garantizar el abastecimiento de gas ni siquiera por un solo día.

Con información de El Diario.

Te podría interesar también