Pastor evangélico Javier Bertucci se lanza a la contienda presidencial

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Pastor evangélico Javier Bertucci se lanza a la contienda presidencial


Un pastor evangélico anunció este domingo que se lanzará a la arena política para competir por la presidencia el próximo 22 de abril, en una muestra más de la presencia de las iglesias protestantes en la política latinoamericana.

Desde el éxito del exdiputado y cantante evangélico Fabricio Alvarado en las primera ronda de las elecciones presidenciales de Costa Rica, y su liderazgo en las encuestas hacia la segunda ronda de abril, varios candidatos para los comicios legislativos y municipales de marzo en El Salvador han mostrado su lado más religioso.

Javier Bertucci, líder de la asociación “El Evangelio Cambia” y quien, según medios locales, fue señalado en la investigación de los “Papeles de Panamá”, dijo el domingo que su postulación oficial para las elecciones presidenciales venezolanas se hará en Caracas el miércoles.

“Quiero hacer esta nación grande, quiero poner en esta nación a Jesús y eso nunca lo voy a negar porque Jesús dignifica el corazón de cualquier creyente, dignifica el núcleo de toda familia y dignificará a este país”, dijo el pastor en un acto religioso en el estado Carabobo.

El otrora empresario agregó que la crisis económica local se puede resolver “muy rápido” y que está dispuesto a pedir ayuda a otras naciones para enfrentarla, pero enfatizó que en lo que trabajará duro de ganar los comicios es en “los valores”, lo que fue aplaudido por cientos de sus seguidores religiosos, algunos de los cuales estaban al borde del llanto.

“Jesús cambió la historia, también nosotros lo haremos (…) hoy comienza una carrera que vamos a ganar”, agregó.

El presidente Nicolás Maduro, ha asegurado que vencerá en los comicios anticipados para gobernar hasta el 2025 y que después de su triunfo mejorará la economía del país, azotada por una inflación anualizada de 4.000 por ciento y una profunda recesión.

Te podría interesar también