Maduro hablará: Cumbre Iberoamericana de Andorra buscará salidas comunes a la pandemia

// AFP

Maduro hablará: Cumbre Iberoamericana de Andorra buscará salidas comunes a la pandemia


En pleno nuevo embate del covid-19 en América Latina, los líderes regionales buscarán respuestas colectivas a la pandemia y su mazazo económico en la Cumbre Iberoamericana que tendrá lugar el miércoles en Andorra de manera semipresencial.

Récord de fallecidos en una jornada en Chile y Perú, de contagios en Uruguay y Argentina, endurecimiento de las restricciones en Colombia o Guatemala… La región, ya una de las más golpeadas del mundo, enfrenta otra oleada del virus.

Precisamente por la situación sanitaria, la gran mayoría de los 19 mandatarios latinoamericanos o sus representantes participarán de forma telemática en la cita, cuyo lema es «Iberoamérica frente al reto del coronavirus».

En Andorra, un pequeño Estado ubicado en los Pirineos entre España y Francia, solamente estarán presentes los presidentes de Guatemala y República Dominicana, sedes de la cumbre anterior y de la próxima, y los jefes de gobierno de Andorra, Portugal y España, así como el rey de este último país, Felipe VI.

La reunión tendrá una «alta participación» de mandatarios latinoamericanos, aseveró a la AFP en días recientes la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, aunque todavía no se ha publicado la lista oficial de los mandatarios que intervendrán.

Pero está confirmado que tomará parte el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, según fuentes del gobierno español.

Una polémica presencia toda vez que la legitimidad de su gobierno es cuestionada por países como España, que reclama elecciones libres para solventar la prolongada crisis del país, o por miembros del Grupo de Lima, como Brasil, Chile, Colombia o Perú, que consideran presidente interino al opositor Juan Guaidó.

También hablará el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, pero en cambio ya se excusaron el brasileño Jair Bolsonaro y el mexicano Andrés Manuel López Obrador, siempre según las fuentes del gobierno español.

– Retrocesos sociales –

Más allá de las divergencias políticas en la heterogénea región, el objetivo es que de la reunión salgan respuestas consensuadas y concretas a la pandemia y a la debacle económica en la región, según Rebeca Grynspan.

Y es que América Latina es la segunda región del mundo más enlutada por el covid-19, con casi 862.000 fallecidos y 27 millones de contagios (con el Caribe incluido), solo por detrás de Europa (1 millón de muertos y 47,9 millones de casos).

Debido a la pandemia, la región sufrió en 2020 una contracción de su PIB del 7%, la más pronunciada del mundo según el FMI, y podría haber perdido 2,7 millones de empresas, a juicio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

«Hemos retrocedido una década en nuestro PIB per cápita, 15 años en nuestros índices de pobreza y (…) 30 años en pobreza extrema», resumió Grynspan.

«Esto agravado por una situación marcada por la desunión regional» que ha impedido acciones coordinadas para por ejemplo aprovisionarse de vacunas, resultando en un «balance preocupante» que puede tener «repercusiones políticas» graves, avisa Carlos Malamud, investigador en el Real Instituto Elcano en Madrid.

– Vacunas y financiamiento –

De allí que sea clave alcanzar posturas comunes frente a la pandemia, con prioridad en ampliar el acceso a las vacunas, en una región que solo ha administrado dosis al 9% de su población, aún con casos destacados como el chileno (un 34% de la población objetivo ya tiene la pauta completa).

Se espera de la cumbre un llamado firme al «acceso universal a la vacunación como un bien público global», y a «fortalecer» el mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud para una distribución equitativa de las vacunas, señaló Grynspan.

Para facilitar el acceso de la región a al financiamiento para la recuperación, el encuentro debería respaldar el aumento de los Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI, que pondría a disposición de la región más de 70.000 millones de dólares para fortalecer sus reservas.

También se planteará que los países desarrollados que no necesiten sus DEG, los puedan ceder a otras naciones.

Se debatirá el tratado internacional de pandemias, que impulsan varias decenas de gobernantes, y un Observatorio Iberoamericano contra la violencia de género, para agilizar las acciones contra este flagelo.

La sesión plenaria de la cumbre está prevista el miércoles a las 14H00 GMT, y se prevé que finalice a las 19H00 GMT, cuando tendrá lugar la rueda de prensa final.

Antes, una cumbre empresarial preparará el terreno entre lunes y martes.

– La cumbre en claves –

La Cumbre Iberoamericana que se realizará el miércoles es muy singular: por primera vez en tres décadas, esta reunión tendrá lugar en el pequeño Estado europeo de Andorra y, debido a la pandemia, casi todos los líderes participarán por videoconferencia.

Estas son las claves de esta reunión de jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y la península ibérica.

– Andorra, primera vez –

Microestado enclavado en la cordillera de los Pirineos entre España y Francia, Andorra será la anfitriona de la Cumbre Iberoamericana por primera vez.

En la plenaria de la cumbre, la tarde del miércoles, participará Xavier Espot, el jefe del gobierno del Principado de Andorra, un territorio de menos de 500 km2 con 77.000 habitantes, cuyo idioma oficial es el catalán.

La jefatura del Estado de este país, que vive principalmente del turismo, la comparten el obispo de Urgel, el municipio en la región española de Cataluña fronterizo con Andorra, y el presidente de Francia.

La plenaria del encuentro tendrá lugar en un hotel de Soldeu, localidad conocida por sus pistas de esquí, mientras que un encuentro empresarial previo, entre lunes y martes, se hará en la capital, Andorra la Vieja.

– Una cita semivirtual –

Por la pandemia del coronavirus, que restringe los viajes internacionales y las reuniones, casi todos los mandatarios latinoamericanos participarán en la cumbre de manera telemática.

Las autoridades andorranas han extremado las precauciones, exigiendo test PCR negativos a la llegada de delegaciones y periodistas, a quienes además se les practicarán pruebas rápidas in situ para descartar contagios.

Las actos y ruedas de prensa tendrán un aforo muy reducido.

– Un año de retraso –

Esta cumbre, que tenía inicialmente el lema de «Innovación para desarrollo sostenible», a lo que se le añadió «Iberoamérica frente al reto del coronavirus», debía haber tenido lugar en noviembre de 2020, pero se postergó por la pandemia.

Las cumbres se celebran cada dos años, pero la siguiente sigue prevista en República Dominicana en 2022, cuando la región espera que la situación sanitaria haya tenido una franca mejora.

– 30 años de cumbres –

La reunión en Andorra servirá además para marcar 30 años de cumbres iberoamericanas, desde que se inauguró este foro de debate político al más alto nivel en julio de 1991, con una primera reunión en Guadalajara, México.

Creadas por impulso de Madrid en el marco de los festejos del V Centenario de la llegada de los españoles a América en 1492, estas citas fueron anuales hasta el 2014, cuando empezaron a producirse cada dos años.

En sus primeras interacciones, eran vistas más como una iniciativa española para acercarse a América Latina.

Pero desde hace años se han vuelto «un espacio mucho más simétrico» entre los 19 países latinoamericanos y España, Portugal y Andorra, a juicio de Rebeca Grynspan, cabeza de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), a cargo de organizar las citas y darle seguimiento a lo acordado.

Te podría interesar también