Maduro convoca a una Asamblea Nacional Constituyente para refundar el Estado

// Banca y Negocios @bancaynegocios


El presidente Nicolás Maduro, convocó este lunes a una Asamblea Nacional Constituyente, con el objetivo de refundar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución que llevaría a elecciones generales.

Maduro realizó la convocatoria en el marco de sus funciones según el  artículo 347 de la Constitución de la República Bolivariana.

El Artículo 347 reza que «El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución».

Maduro convocó a todos los Estados Mayores a salir a las calles y explicar lo que implica este nuevo proceso político.»Yo convoco a que todos los Estados Mayores salgamos a la calle a explicar y a movilizarnos por esta constituyente», dijo.

Asimismo, Maduro anunció la designación de una comisión presidencial para que lleve la propuesta y explique en las bases populares qué implica una constituyente.

La comisión será presidida por el ministro de educación, Elias Jaua; el vicepresidente para el Socialismo Territorial, Aristóbulo Istúriz; la canciller Delcy Rodríguez; la primera Dama, Cilia Flores, entre otras personalidades.

La Constitución venezolana permite al Presidente de la República, a los dos tercios del Parlamento y al 15 por ciento de los electores inscritos en el registro electoral convocar una Asamblea Constituyente.

Una vez elegidos los miembros de la Constituyente a través del voto popular, estos deben redactar una nueva carta magna que no podrá ser objetada por el Presidente de la República y a partir de la cual se deben llamar a comicios generales para todos los cargos de elección popular.

En 1999, en sus primeros meses de mandato, el fallecido presidente Hugo Chávez celebró un proceso constituyente que, entre otras cosas, derivó en un aumento a seis años del período presidencial y permitió a la población revocar los cargos públicos.

Maduro no dio detalles del proceso, pero dijo que se necesitaba «transformar esa Asamblea Nacional podrida», en referencia al poder legislativo cuya mayoría está en manos de sus adversarios políticos.

Los principales líderes opositores habían advertido en días previos que cualquier llamado a una Asamblea Nacional Constituyente debía ser «desobedecido».

«Si convocan un proceso Constituyente chimbo, llamo a desobedecerlo», dijo el líder opositor Henrique Capriles la noche del domingo. «No nos van a imponer unas elecciones chimbas. Las elecciones libres y democráticas están plasmadas en la Constitución», agregó.

El politólogo Nicmer Evans, chavista pero opositor de Maduro, sostuvo que la propuesta de Constituyente representa la «muerte del proyecto» fundado por el fallecido expresidente Hugo Chávez (1999-2013), y es una treta del presidente para ganar tiempo ante las protestas opositoras que exigen un adelanto de las elecciones presidenciales de 2018. «Esta Constituyente madurista es una traición clara a Chávez y al pueblo», expresó Evans.

«La convocatoria de hoy es un movimiento de alto riesgo, desesperado. No hay duda de que la protesta pacífica ha estremecido al gobierno», sentenció el analista Félix Seijas, director de Delphos.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también