Banca y Negocios Informe Privado
spp_header_2
10/07/2021 04:36 PM
| Por Agencias / Fotos: AFP

Maduro anuncia acción contundente: caraqueños de zonas bajo fuego huyen para salvar sus vidas

Maduro anuncia acción contundente: caraqueños de zonas bajo fuego huyen para salvar sus vidas

Un vehículo blindado de la policía se lleva por delante un auto en su camino por una estrecha calle de una barriada de Caracas, durante una operación para recuperar el control del lugar luego de casi dos días de enfrentamientos con bandas criminales.

No hay cifras oficiales de muertos o heridos en estos tiroteos que comenzaron el miércoles en el oeste de la capital. Medios locales dan cuenta de una docena de fallecidos, entre funcionarios, delincuentes y civiles alcanzados por balas perdidas.

«Hemos avanzado en desmantelar las estructuras del crimen que se habían instalado en estos territorios, con claras pretensiones de sembrar el terror y quebrantar la paz de las y los caraqueños», escribió en Twitter la ministra del Interior, Carmen Meléndez. «Hemos liberado a ciudadanos que habían sido secuestrados por los antisociales».

El área de impacto de los tiroteos alcanzó a las parroquias El Valle, La Vega, Santa Rosalía, El Paraíso, San Juan, Coche y San Pedro, donde habitan aproximadamente 700.000 personas. El foco de origen del ataque indiscriminado es la zona de la Cota 905, una barriada popular donde el Estado había desaparecido hace ya muchos años, como ocurre igualmente en otras comunidades, como la urbanización «23 de Enero», donde grupos llamados «colectivos» ejercen funciones de control social, territorial y político.

Unos 800 funcionarios forman parte de la operación de toma de la Cota 905, una barriada donde opera la banda de alias «Koki», por quien el gobierno ofrece una recompensa de 500.000 dólares por información que permita capturarlo.

«¡Fue como una guerra! Nos protegimos y esperamos a que pasara», dijo a la AFP Jesús Rey, un mecánico de 40 años que vive en la zona.

«Disparaban de todas partes», indicó por su parte una joven, que pidió mantener su nombre en resguardo. «Nos metimos en una casa de ladrillo. Éramos 50». «Esperamos toda la noche hasta que esta mañana se calmó y pudimos salir», añadió.

Maduro anuncia acción contundente: caraqueños de zonas bajo fuego huyen para salvar sus vidas

– «Forma contundente» –

La ministra Meléndez publicó fotografías de improvisadas trincheras con sacos de arenas y puestos de vigilancia levantados con troncos y techos de lona en la Cota 905.

Las autoridades requisaron varias casas buscando a «Koki» y a otros lugartenientes de la banda, que presuntamente huyeron de la zona.

Periodistas especializados en la fuente de Sucesos publicaron videos de sectores de la zona ocupada, donde el piso está cubierto por una alfombra de casquillos de balas, así como de recipientes llenos de munición.

En los enfrentamientos se usaron armas de alto calibre, granadas, balas trazadoras, además de drones con los que las bandas tenían una amplia visual de las zonas que controlaban.

El gobierno vincula los enfrentamientos con estas bandas, que han afectado también otras zonas del oeste de Caracas, con un presunto complot de la oposición para «desestabilizar» al presidente Nicolás Maduro.

«Los enemigos de la Patria pretenden sembrar zozobra a través del financiamiento de bandas delictivas, no nos quedaremos de brazos cruzados», escribió Maduro en Twitter. «Estamos actuando de forma contundente, apegados a las leyes».

– «Nos despertaron las granadas» –

Vecinos de las zonas afectadas por las balaceras han abandonado sus casas y buscaron refugio en casas de amigos y familiares. Debido a los bloqueos en las vías, muchos caminaron varios kilómetros hasta puntos como el terminal de La Bandera para abandonar la ciudad.

Más de 160 organizaciones denunciaron en un comunicado la «aparición del fenómeno de desplazamiento interno» a raíz de los enfrentamientos. Entre ellas, la ONG Otro Enfoque recolecta desde colchones hasta comida para dar hospedaje a niños y adolescentes que huyen de la Cota 905.

«Desde que salimos nos revisaron los bolsos en varias alcabalas policiales», contó una habitante de la Cota 905 a la AFP bajo reserva, que tomó un bus rumbo a San Juan de Los Morros, en el estado Guárico, a unos 130 km de Caracas. «Me voy muy preocupada porque el resto de mi familia se queda».

Sonia Mota, docente de 51 años, también planea salir de la capital a Guarenas. «Esta mañana nos despertaron las granadas», dijo. «Es terrible vivir en esta zozobra».

Mota vive en El Cementerio, una barriada cercana a la Cota 905, donde este viernes se registraba una toma de rehenes con presuntos criminales que resultaron heridos por la policía cuando buscaban huir del sector.

En junio, otro enfrentamiento entre policías y bandas dejó al menos tres muertos.

Venezuela registró 12.000 fallecidos en hechos violentos en 2020 según la ONG Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), una tasa de 45,6 por cada 100.000 habitantes, siete veces mayor a la media mundial.

Maduro anuncia acción contundente: caraqueños de zonas bajo fuego huyen para salvar sus vidas

– La otra diáspora –

La geografía humana de Venezuela se reconfigura por las diversas manifestaciones de la crisis que padece la nación. No solo se trata de más de 5 millones de compatriotas que salieron del país eyectados por la precariedad económica y la percepción de falta de futuro, sino de otros millones que huyen de una provincia desolada hacia las grandes ciudades, y ahora, en sectores urbanos azotados por la violencia hamponil organizada, se produce otra huida desesperada de cientos de personas para tratar de salvar sus vidas.

Muchos caraqueños residentes en las zonas más afectadas por los tiroteos que azotan la capital en los últimos dos días salieron este viernes 9 de julio de sus casas en búsqueda de refugios para huir de las balas que han ocasionado un número todavía no determinado de víctimas.

La organización Otro Enfoque abrió las puertas de su sede para darle hospedaje a cerca de 30 niños jóvenes que habitan en la zona más roja de la violencia armada en la capital, la Cota 905, a los que apoyan desde hace dos años.

La medida fue tomada debido al conflicto que comenzó en la tarde del miércoles en varias zonas de Caracas, donde la Policía mantiene un operativo para desmantelar a los grupos armados.

La trabajadora social de la ONG, Carolina Terán, contó que los jóvenes “vieron” cómo los grupos armados le “disparaban a la gente”.

“Pudieron ver cómo bajaban algunos heridos (…) Entonces ellos están muy nerviosos y, desde las 6 de la mañana, empezaron a salir de la comunidad”, agregó.

Por ello, habilitaron un refugio en su sede, ubicada en una zona segura, para los 30 jóvenes que ayudan, debido a que “muchos de ellos tienen distintas realidades, no tienen familia o los papás no están acá, en Venezuela”.

Según Terán, varios de estos muchachos habitan en viviendas con condiciones “precarias” y otros se encontraban en “situación de calle”.

La mayoría de ellos se niega a hablar y evita el tema, pero Terán indicó que, en el momento de su llegada a la sede de la ONG, se encontraban “muy asustados”.

“Yo me siento bien en la Cota, pero cuando se arman esos tiroteos, así no, hasta yo me quedé (en medio de) plena balacera (…) Arranqué a correr para otro lado pero después me estaba riendo como si nada”, indicó.

Solo una joven mayor de edad pudo narrar cómo salió esta mañana de la zona.

“Salí por (el sector de) El Paraíso, pero bajé normal por ahí, ya no había tiroteo”, explicó la joven que prefirió resguardar su identidad.

Sin embargo, señaló que en este momento la situación es “complicada” y asegura desconocer por qué se presentan estos tiroteos.

Entretanto, otro joven, que se refugióen otra zona de Caracasy que buscó ayuda por sus propios medios, comentó Efe que logró salir del lugar “al mediodía”.

– “Violaciones garrafales” –

Vive en una de las zonas que está “en guerra”, según describió sin dar detalle, pero aseguró que huyó a otro sector de la capital ante lo que ha considerado como “violaciones garrafales” de seguridad.

Según denunciael joven, que prefiere no desvelar su identidad, una persona cercana a su sector fue secuestrada por delincuentes que piden a cambio de liberarla la presencia de fiscales públicos.

“Entiendan que no es que la gente los apoye, es que estamos en una situación de guerra, literalmente”, y agregó que los delincuentes“se han metido muchísimo a las casas”.

“Estoy demasiado preocupado”, continuó el joven, quien espera que la Fiscalía llegue rápido al lugar.

“El miedo que me da es que ese vaya a ser el modus operandi que vayan a usar ahora de meterse así (…) Si yo estoy afuera y estoy que exploto, imagínate la gente que está adentro”, agregó.

Desde otro sector cercano a la Cota 905, otro hombre, también en anonimato dijo que, “hay efectivos (policías) que han entrado a las casas” a robar.

Denuncia que “a una señora le quitaron el router” y a otra familia “les han quitado dólares”, mientras que “en otras casas se dedican a ver si hay alguien, voltean la casa y salen de nuevo”.

La Policía se mantiene desplegada desde las primeras horas de la mañana de este jueves y, hasta el momento, no ha ofrecido un balance de víctimas, daños o delincuentes abatidos o detenidos.

Las autoridades publicaron el jueves algunas fotografías con los nombres de algunos líderes de estas bandas con recompensas que van de los 50 000 a los 500 000 dólares.

Entre ellos, está Carlos Luis Revete, alias “el Koki“, Garbis Ochoa Ruiz, alias “El Galvis” y Carlos Calderón Martínez, alias “El Vampi”, todos ellos acusados de asesinato.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Comparte este artículo