Luis Oliveros en #YotePregunto: Pdvsa insinuó la palabra default por primera vez

// Freddy Campos @frecam


Para el economista Luis Oliveros, analista de la dinámica de la industria petrolera venezolana, el canje de bonos de Pdvsa y su más reciente extensión hasta el 21 de octubre es una señal de los fuertes problemas de caja que afronta la empresa. 

Con perspectivas de una mejora discreta en el precio promedio del crudo, no considera sin embargo que la estatal vaya a conseguir alivio suficiente en el corto plazo como para mejorar sustancialmente sus cifras de producción y organizar sus finanzas. 

A continuación, Oliveros responde temas clave respecto a la operación con los bonos 2017 y las perspectivas de la compañía estatal, en entrevista concedida a BancayNegocios para la sección #YotePregunto: 

¿Cómo evalúa la más reciente extensión de la fecha de vencimiento del canje?

Fue una sorpresa para mí y creo que para el mercado en general. La sorpresa no fue la extensión, que ya desde la mañana del lunes era un hecho -el rumor era demasiado fuerte. La verdadera sorpresa es el tono en el cual Pdvsa le habla a los inversionistas de manera amenazante. La declaración de que están pasando por problemas de caja y que de no lograr el canje tendrán que buscar otras opciones de pago representa desde reestructuración hasta default, genera todo tipo de suspicacia y de preocupación.

Aunque no se mencione la palabra «default» deja abierta esa posibilidad. Es la primera vez que se menciona indirectamente y no se tiene claro qué buscan con este tipo de declaraciones. Amenazar a los bonistas no va a hacer que entren el canje. Más bien va a aumentar el riesgo país,  el nerviosismo y va a evitar que la gente se meta en el canje o en futuras operaciones de crédito.

¿Cuáles son los cálculos fundamentales sobre la situación financiera de Pdvsa de cara a 2017?

Los cálculos que yo he hecho hablan de un déficit en divisas para el año que viene que estaría por el orden de 10.000 a 12.000 millones de dólares, aunado al déficit en divisas de la nación, tomando en cuenta que es en el ámbito petrolero donde se generan.

Entre las grandes interrogantes destaca el papel que pueda jugar China, en un escenario de precios del petróleo que no pareciera que van a subir a 60 o 70 dólares, además sin poder acudir a los mercados internacionales y agotando la garantía de Citgo con este canje. 

Aparte de profundizar la contracción de importaciones va a ser muy difícil aumentar la producción en estas condiciones.

¿Cuáles serían las consecuencias de que no se llevara a cabo el canje?

Yo creo que con lo de ayer el canje pasó de ser amistoso a un canje amenazante, forzado. Cuando hablan de que si no consiguen suficiente gente para meterse en el canje van a tener problemas de flujo de caja, estamos ante un problema entre Pdvsa y los mercados internacionales.

No veo una manera, menos cuando Merentes dijo ante el FMI que el plan A, B y C era pagar la deuda, en que el gobierno pueda hacer un default ordenado. Mi gran temor sería ir a un default manejado por fondos buitres, abogados y jueces que empiecen a perseguir activos venezolanos… Hay quienes ven al default como una panacea, yo lo veo como algo negativo y que no necesariamente generaría un cambio político ni un escenario en el que vayamos a salir mejor. Saldríamos con muchos problemas y más endeudados. 

p1080095

Creo que Pdvsa, aún cuando llegue solo al 40% de la convocatoria, va a hacer el canje. El problema de caja es tan grande que aceptaría hacerlo así. Estoy convencido de que sí lo harán, pero si anuncian que fue un fracaso, me equivoqué. 

¿Qué tan susceptible es el portafolio de bonos soberanos de recibir impactos de la situación de Pdvsa?

Es como si estuvieran 20 personas en un ascensor y alguien con difteria empieza a toser. Es imposible que no haya un contagio con los bonos de la República. Al final todos se contagian porque Pdvsa hablando de reestructuración de deuda, siendo la que genera los dólares, hace que se generen dudas. Es un tema de confianza, no puedes ir a un mercado internacional a amenazar y poner en duda que vas a pagar. No creo que sea la manera de manejarlo para una empresa seria y responsable con casi 50 mil millones de dólares en deuda. 

¿Qué otras consecuencias pueden venir a raíz de los resultados del canje?

Con lo que dijo Pdvsa esta semana deberían ir al tribunal y levantarle la demanda al Nuevo País. Con los términos expresados en la nueva extensión del plazo confirmaron todo lo que hemos dicho los economistas desde hace mucho tiempo sobre la situación de Pdvsa. 

No hay que descartar que todo sea una estrategia para recomprar a precios mucho más baratos, pero parece una muy mala señal, no es como debería hacerlo. 

¿Qué se sabe sobre los tenedores institucionales de deuda dentro del Estado venezolano?

Hay muchos rumores, se habla de que manejan entre 20 y 30% de la cartera de bonos Pdvsa 2017. No lo tengo claro. 

En todo caso la posición de Venezuela no es despreciable, hace un par de años recompraron y lo han seguido haciendo en los últimos meses. 

Para finalizar, ¿qué perspectivas tiene sobre el comportamiento del mercado petrolero y sus efectos locales?

La clave del año que viene va a ser el precio del petróleo y la capacidad de aumentar producción. Aunque haya recortes dentro de la OPEP, Pdvsa no es susceptible ni va a ser afectada porque puede aducir que hace más de dos años estaba en tres millones de barriles diarios pero actualmente produce 2,6 millones.

Incrementar al menos 300 mil barriles de producción al día generaría resultados positivos para Venezuela.

No creo que el barril llegue a 55 o 60 dólares, me inclino más por un rango entre 40 y 45 dólares. Llegar a 50 sería maravilloso para Pdvsa, aunque en realidad necesita un precio de US$ 70 para cubrir su déficit. 


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también