Los grandes cambios que afronta la F1 tras acuerdo con Liberty

// Reuters


La Fórmula Uno enfrenta su cambio más radical en décadas tras anunciarse el miércoles que Liberty Media, del magnate de la televisión por cable John Malone, tomará el control del lucrativo y glamuroso deporte.

El acuerdo, que implica un valor de empresa de 8.000 millones de dólares según un comunicado de la compañía, abre una nueva era para la F1, un deporte dominado por Europa que durante mucho tiempo ha buscado entrar en Estados Unidos y ganar nueva audiencia.

También podría acelerar la partida de Bernie Ecclestone, el octogenario británico que ha llevado las riendas del deporte durante casi 40 años y levantado un negocio con un volumen de ventas anual de alrededor de 1.900 millones de dólares.

Liberty Media dijo el miércoles en un comunicado, que terminó con una larga saga sobre la posesión y la posible salida a bolsa de la F1, que iba a comprar una participación inicial del 18,5 por ciento del principal accionista CVC Capital Partners.

El grupo espera cerrar el acuerdo por el resto en el primer trimestre de 2017.

El comunicado añadió que Chase Carey, vicepresidente ejecutivo de 21st Century Fox, del multimillonario Rupert Murdoch, y directivo de Sky Plc, dueño de Sky News, será el presidente del directorio de la matriz de la Fórmula Uno, mientras que Ecclestone seguirá como presidente ejecutivo.

El acuerdo tiene que ser aprobado por la FIA, órgano que supervisa la Fórmula Uno y otros deportes de motor a escala global, y por los reguladores europeos de competencia.

CVC compró en marzo de 2006 una participación de control en la F1 y desde entonces ha multiplicado la inversión gracias a ingresos de miles de millones de dólares.

 

Te podría interesar también