Los 10 factores que miden el salario emocional de un trabajador

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Los 10 factores que miden el salario emocional de un trabajador



El «salario emocional» es un concepto que tiene 10 años de estudio y se refiere a las retribuciones no económicas que tiene un trabajador.

Según reseñó BBC Mundo, esta investigación tiene más tiempo realizándose en las naciones hispanoparlantes que en los anglosajones. 

Marisa Elizundia, especialista en recursos humanos y desarrollo de personas, es la creadora del Barómetro de Salario Emocional (ESB, por sus siglas en inglés), una herramienta online que se basa en una investigación científica internacional y que mide «aquellos beneficios puramente emocionales que los individuos obtienen del trabajo».

«El salario económico es la base, pero hay que sumar a esa ecuación todo lo demás, todos aquellos elementos que te ayudan a crecer personal y profesionalmente. Eso es el salario emocional», contó.

Destacó que «invertimos un tercio de nuestras vidas en el trabajo y no podemos pensar en ello solo en términos económicos. Sí, trabajas por dinero, pero si quitas la parte económica, ¿con qué te quedas? ¿Por qué trabajas?».

Manifestó que el salario emocional «no es algo fijo, puede cambiar a lo largo del tiempo, y tú eres un agente muy importante para gestionar activamente tu salario emocional y reclamar lo que te falta, pero los líderes al frente de las empresas también tienen una importancia brutal».

Estos son los 10 factores que sirven para medir el salario emocional, según Elizundia:

1.- Autonomía: «Es la libertad que uno siente de poder gestionar sus propios proyectos».

2.- Pertenencia: «El hecho de pertenecer a un grupo que te valora y te reconoce».

3.- Creatividad: «Mucha gente cree que la creatividad es algo únicamente de artistas, pero hasta la gente con trabajos que se consideran más ‘serios’ pueden poner su sello creativo en el trabajo».

4.- Dirección: «La proyección de carrera en el futuro, la perspectiva a mediano y largo plazo en tu carrera».

5.- Disfrute: «Es la parte de disfrutar, de gozar, de tener momentos agradables en el trabajo. No podemos hablar de felicidad, porque es un concepto mucho más complejo que no puede recaer únicamente en el trabajo, pero sí de disfrute».

6.- Maestría: «La satisfacción que sientes con el trabajo bien hecho que te llena de orgullo. También es lo que hace que cada día con tu trabajo te vuelvas un poquito mejor. Ya sabes las cosas que van a salir mejor o peor. Te vuelves excelente en tu trabajo».

7.- Inspiración: «Aquellos momentos que tu tienes gracias tu trabajo que te generan un sentimiento de posibilidad, que te inspiran una nueva perspectiva sobre las cosas que tal vez antes no habías visto».

8.- Crecimiento Personal: «Gracias a tu trabajo te enfrentas a posibilidades que te ayudan a utilizar tus fortalezas de carácter que te hacen ser mejor persona, a sacar lo mejor de ti mismo».

9.- Crecimiento Profesional: «Son aquellos momentos que te ayudan a ejercitar tus habilidades, tus talentos para ser mejor profesional».

10.- Sentimiento de Propósito: «Que tengas la sensación de que tu trabajo contribuye a tus propios propósitos y a los de la organización, que tenga para ti un significado».

Para leer el artículo completo publicado por el medio, pulse aquí.

Te podría interesar también