Lo que se sabe de la vacunación contra el COVID-19 en Venezuela

// EFE

Lo que se sabe de la vacunación contra el COVID-19 en Venezuela



En medio del ascenso de casos y muertes por la COVID-19 tras la irrupción de una segunda ola de contagios, la vacunación contra el virus SARS-COV-2 en Venezuela avanza con lentitud o de forma rápida y expedita, según quien revise el programa de inmunización del país.

Pero, ¿qué se sabe hasta ahora del plan de vacunación que adelanta el Gobierno de Nicolás Maduro?

1 – ¿Cuántas dosis se han aplicado?

De acuerdo con los datos del propio Gobierno venezolano, apenas unas 250.000 personas del sector sanitario y voluntarios de un programa gubernamental que busca posibles contagios casa por casa han sido vacunadas.

Sin embargo, no explicó cuántas fueron inoculadas a diputados -incluidos como sector prioritario-, a la tercera edad, grupos de riesgo o altos cargos de la política, como el caso del presidente Nicolás Maduro, que recibió la vacuna en los primeros días de administración de la misma.

El país ha recibido, hasta el momento, 750.000 dosis de las formulas rusa Sputnik y china Sinopharm, según información brindada por el propio presidente Maduro.

Las unidades recibidas hasta al momento, todas de doble dosis, únicamente alcanzan para vacunar al 1,3 % de la población, cercana a 30 millones de habitantes, aunque, según el ministro de Salud, Carlos Alvarado, la inmunización marcha de forma rápida, algo que no cuadra con las cifras reales.

2 – ¿De dónde provienen las vacunas?

Hasta ahora, en Venezuela se han aplicado dosis de Sinopharm y Sputnik V, aunque el propio Maduro ha dicho que evalúa otras opciones, como los las cubanas Abdala y Soberana 02, todavía en fase de pruebas.

Recientemente, el Ejecutivo anunció que en el país se producirá la fórmula Abdala, aunque no se informó de la fecha prevista para el arranque de operaciones o de la cantidad mensual de vacunas que se estima fabricar.

Por otra parte, Maduro anunció el domingo que el Ejecutivo ha conseguido liberar fondos, que EE.UU. tenía «secuestrados» debido a las sanciones, suficientes para adquirir 11.374.400 vacunas del mecanismo Covax, aunque el Gobierno rechaza la fórmula AstraZeneca, que inicialmente el sistema tenía asignada a Venezuela.

El mandatario no precisó para qué fechas prevé contar con estas vacunas en el país.

3 – ¿Marcha a tiempo el programa?

La respuesta corta es sí, pero, solo si se atiende a los últimos testimonios de Maduro, en los que modificó las promesas anteriores y retrasó hasta este julio el inicio de la vacunación masiva de la población.

Sin embargo, la fecha prevista para la inmunización masiva en Venezuela ha sufrido varios cambios y las expectativas se desinflaron a medida que el Gobierno ha visto que sus planes iniciales de adquirir 10 millones de dosis de la rusa Sputnik V en tiempo récord eran excesivamente ambiciosos, pero poco viables.

A finales de 2020, el mandatario dijo que la totalidad de las dosis acordadas con Rusia serían aplicadas en los primeros meses de 2021, una información que tuvo que rectificar al ver que su plan no era factible.

4 – ¿Hay críticas contra el plan?

La oposición venezolana que se agrupa bajo la figura Juan Guaidó ha señalado que los esfuerzos del Gobierno de Maduro por vacunar a la población son insuficientes, al tiempo que exige se permita el ingreso de la fórmula de AstraZeneca al apuntar que tiene el potencial para salvar vidas.

Por su parte, los gremios de trabajadores sanitarios señalan que el programa de vacunación es tan débil que puede considerarse inexistente, por cuanto exigen el establecimiento de uno y la publicación de un cronograma de vacunación.

5 – ¿Existen sectores privilegiados?

Venezuela ha dicho que la prioridad es inmunizar «a la primera línea de batalla» contra la covid-19 -todo el personal sanitario y voluntarios- así como a los docentes, un paso que considera necesario para el retorno de los estudiantes a las aulas de clase.

Pero el Gobierno venezolano también anunció que los diputados de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) y otros políticos serían de los primeros en recibir vacunas, sin ofrecer mayor información acerca de quiénes integran este listado.

Maduro y su esposa, la diputada Cilia Flores, ya se vacunaron con la fórmula Sputnik V, lo que causó las críticas de figuras opositoras y de gremios de trabajadores sanitarios, pero no protestas de la población.

Te podría interesar también