Leopoldo López: Me dedicaré a impulsar una elección presidencial libre, justa y verificable

// AFP

Leopoldo López: Me dedicaré a impulsar una elección presidencial libre, justa y verificable



El dirigente político y líder de Voluntad Popular (VP), Leopoldo López, llevó a cabo este martes una rueda de prensa, la primera luego de abandonar el país, para detallar los mecanismos que llevará a cabo para concretar una posible transición política en el país.

Desde España, López aseguró que se dedicará a tres acciones desde el exilio para hacerle frente al gobierno de Nicolás Maduro.

Una de ellas es impulsar que en Venezuela se concreten elecciones presidenciales «libres, justas y verificables» con las amplias garantías que pide la oposición, continuar el trabajo para que los responsables de las violaciones de DDHH se enfrenten a la justicia y tercero, «dedicarnos a buscar los mecanismos para poder aliviar el sufrimiento de nuestro pueblo y garantizar la ayuda económica y humanitaria»

Dijo que es «responsabilidad de nosotros los venezolanos, pero también del mundo libre (…) hacer lo que nos corresponda para liberar a Venezuela».

López, quien fue designado Comisionado Presidencial para el Centro de Gobierno, lamentó que a lo largo de los 20 años del socialismo Venezuela pasara de ser uno de los países más prósperos a uno de los más pobres, esto, a su juicio, «es el resultado de un sistema criminal que pretender mantenerse en el poder».

El líder opositor también acusó a Nicolás Maduro de ser un «criminal» que dirige una «dictadura».

«Queda claro que Venezuela es una dictadura y a nadie hoy le queda duda de que Maduro es un criminal, es un asesino», afirmó en rueda de prensa López, quien evocó un informe de la ONU presentado en septiembre que vincula a Maduro con posibles «crímenes de lesa humanidad».

El líder opositor de 49 años dijo tener «el corazón arrugado» por haber salido de Venezuela, pero alberga la «convicción de que vamos a regresar (…) a una Venezuela libre».

López llegó el domingo a Madrid tras salir clandestinamente de Venezuela, donde en 2015 fue sentenciado a casi 14 años de prisión, acusado de incitación a la violencia en protestas contra el presidente Nicolás Maduro, que dejaron 43 muertos y miles de heridos.

En 2017 pasó a arresto domiciliario. El 30 de abril de 2019 fue liberado por sus guardianes para participar en un fallido alzamiento militar junto a su delfín político, el jefe parlamentario Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por medio centenar de países, entre ellos España.

Tras la fracasada operación, el carismático exalcalde del acomodado municipio caraqueño de Chacao se refugió en la residencia del embajador de España en la capital venezolana, donde permaneció por 18 meses hasta su escape el fin de semana pasado.

En Madrid, volvió a reunirse con su padre, el eurodiputado español Leopoldo López Gil, su esposa Lilian Tintori -quien había llegado a esta ciudad en junio de 2019- y sus tres hijos.

Te podría interesar también