Keiko Fujimori rechaza moción para destituir al presidente de Perú

// AFP

Keiko Fujimori rechaza moción para destituir al presidente de Perú



La opositora peruana Keiko Fujimori, la mayor adversaria del presidente Martín Vizcarra, rechazó este domingo la moción para destituir al mandatario e instó al Congreso a actuar con «prudencia».

«Hasta hoy no existen elementos suficientes ni procedimientos necesarios para vacar [destituir] al presidente», dijo Fujimori en un video publicado en redes sociales.

El Congreso votará el viernes la destitución de Vizcarra, tras iniciarle un proceso por haber supuestamente instado a mentir a dos asesoras investigadas en un caso de presuntas irregularidades en el contrato de un cantante, según unos audios difundidos el jueves.

Si es destituido, el poder lo asumiría el jefe del Congreso, Manuel Merino, quien también quedó en el ojo del huracán por haber buscado apoyo de los jefes militares para impulsar la moción contra Vizcarra.

La sorpresiva crisis política, desatada en medio de la pandemia del coronavirus, ha tenido efectos nocivos en la economía peruana, que está en recesión. El dólar subió y cayeron la bolsa y los bonos peruanos en el exterior.

– «Prudencia» –

La primogénita del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) y jefa del opositor partido Fuerza Popular (derecha populista), señaló que destituir a un mandatario es una medida extrema que se adopta luego de haber agotado todos las otras vías.

«Si en el camino aparecen otros elementos adicionales que nos demuestren que esta medida es indispensable, no dudaremos en apoyarla. Hasta que ello suceda, debemos agotar otras posibilidades», resaltó.

Keiko, dos veces candidata presidencial que pasó más de un año en prisión preventiva en el marco de la investigación por el escándalo de la brasileña Odebrecht, manifestó que Perú enfrenta momentos difíciles con la pandemia y la recesión económica, por lo que el Congreso debe actuar con «prudencia».

La difusión de los audios llevó a seis de los nueve partidos representados en el Congreso a exigir la remoción de Vizcarra, quien asumió el poder en marzo de 2018 tras la dimisión de Pedro Pablo Kuczynski, de quien era vicepresidente.

Vizcarra, que carece de partido y bancada, comparecerá el viernes ante el plenario a ofrecer sus descargos, tras lo cual los 130 legisladores debatirán y procederán a votar si lo destituyen o no por «incapacidad moral».

Para declarar la vacancia presidencial se requieren 87 votos.

Con 15 legisladores, Fuerza Popular es la cuarta bancada en el fragmentado Congreso peruano, tras haber perdido hace un año la hegemonía ganada en 2016, cuando Vizcarra disolvió constitucionalmente el parlamento en medio de choques con el fujimorismo.

El partido de Keiko promovió dos mociones de destitución contra Kuczynski, que condujeron a su renuncia en 2018.

La decisión de llevar a Vizcarra a juicio de destitución fue adoptada el pasado viernes por el Congreso con 65 votos, 36 en contra y 24 abstenciones.

Vizcarra, de 57 años, ha tenido altos índices de popularidad en sus dos años y medio en el poder, lo que se reflejó la noche del viernes en un cacerolazo en Lima en su apoyo.

– Audios de la polémica –

La fiscalía y la policía allanaron el sábado las viviendas de funcionarios investigados por el escándalo de los contratos del cantante.

Entre las viviendas registradas figura la de la secretaria general de la presidencia peruana y asistente personal de Vizcarra, Miriam Morales, la funcionaria más cercana al mandatario investigada por este caso.

También fueron allanados los domicilios de la asistente del despacho presidencial Karem Roca y del cantante Richard Cisneros, protagonista de este escándalo con tintes rocambolescos.

Tanto Morales como Roca son figuras claves en los audios grabados a escondidas en los que se escucha a Vizcarra incitándolas a mentir ante la comisión parlamentaria que investigaba los contratos.

– «Inaceptable proceder» –

Por su parte, el gobierno acusó al jefe del Congreso, Manuel Merino, de haber tomado irregularmente contacto con jefes militares para involucrarlos en el proceso contra el mandatario.

«La actitud del presidente del Congreso ha sido temeraria (…). Las Fuerzas Armadas no son deliberantes», dijo el ministro de Defensa, Jorge Chávez, quien habló el sábado para los medios junto al primer ministro Walter Martos. Ambos son generales retirados.

Merino se defendió diciendo que «se ha tratado de confundir a la población, haciendo creer que hay un complot», lo que no lo libró de recibir múltiples críticas.

«Inaceptable proceder del Presidente del Congreso que probaría pretensión golpista de mafias políticas, (pero) Vizcarra debe ser investigado y sancionado como mandan las leyes», tuiteó la excandidata presidencial izquierdista Verónika Mendoza.

La crisis política estalló cuando Perú es uno de los países más afectados por la pandemia en el mundo, con más de 722.000 contagios y más de 30.500 muertos.

Te podría interesar también