spp_header_1
10/02/2024 09:17 AM

#TuBolsillo «Kakebo», un método japonés que promete ahorrar y controlar tus finanzas

En comparación con otros métodos financieros más complicados, la metodología Kakebo se basa en principios básicos que son fáciles de entender y aplicar en la vida diaria.

#TuBolsillo «Kakebo», un método japonés que promete ahorrar y controlar tus finanzas

Kakebo, que significa «libro de contabilidad para la economía doméstica», es un método japonés que está empezando a captar la atención de millones de personas en todo el mundo financiero por su manera de hacernos ahorrar y gestionar nuestro dinero.

Pero… ¿Qué secretos encierra este popular método? ¿Qué lo diferencia de los demás? En esta oportunidad podrás descubrir los poderosos beneficios de esta disciplina económica nacida en Japón.

En un país como Venezuela, conjugar el verbo «ahorrar» puede resultar complicado para muchos, teniendo en cuenta que el país viene recuperándose de una profunda crisis. Por ello, en un contexto como el actual, es importante exponer técnicas como la de Kakebo para que conozcas a dónde va a parar tu dinero ¿Preparado?

Kakebo: breve historia

El método Kakebo tuvo su origen en 1904 gracias a Motoko Hani, considerada la primera mujer periodista de Japón. En aquel entonces, su fin era el de ayudar a las amas de casa japonesas a gestionar las finanzas del hogar, explica un artículo de Xataka sobre el tema.

Tuvo éxito, pero no solo en ese entorno, sino que también logró captar la atención internacional, al punto de que hoy en día está emergiendo como una tendencia de ahorro por su sencilla forma de aplicación.

¿Cómo funciona?

El Kakebo va más allá de un simple registro de contabilidad, consiste en registrar meticulosamente los ingresos y gastos mensuales en un libro de contabilidad (no te preocupes, puede ser un cuaderno), que lo puedes dividir en distintas categorías: consumo (supermercado), cultura (cine, libros), ocio (fiesta, concierto), etc.

De este modo, podrás reflexionar sobre tus hábitos de consumo para que en última instancia, los reduzcas.

La técnica también te permite: 

1. Establecer metas de ahorro realistas: tú solo tienes que decidir cuánto quieres ahorrar cada mes y anotarlo.

2. Ajusta tu presupuesto y tus metas según sea necesario. El Kakebo es un proceso flexible que te permite adaptarte a tus necesidades cambiantes.

De acuerdo con Bolsa Manía, en comparación con otros métodos financieros más complicados, la metodología Kakebo se basa en principios básicos que son fáciles de entender y aplicar en la vida diaria.

Las personas que practican este método suelen dedicar tiempo a analizar sus hábitos de gasto, identificar áreas de mejora y establecer objetivos financieros reales.

Al anotar los gastos diarios y realizar un balance semanal, las personas pueden evaluar su progreso hacia los objetivos de ahorro y ajustar su comportamiento financiero según sea necesario.

Regla 50-30-20

No obstante, una de las claves del «Kakebo» es la aplicación de la regla 50-30-20, según la cual los ingresos mensuales se dividen en tres categorías:

– 50% para necesidades básicas,
– 30% para gastos prescindibles y
– 20% restante destinado al ahorro.

Dicha regla proporciona un esquema sencillo pero eficaz para gestionar los ingresos y fomentar el ahorro a largo plazo.

¿Cómo empezar?

Una forma fácil de arrancar esta aventura puede ser buscando una plantilla excel en formato kakebo para que anotes tanto los ingresos fijos como los variables. En la Play Store, por ejemplo, hay aplicaciones sobre el mencionado método.

Y ojo, porque si es difícil conseguir una plantilla de este tipo, puedes comenzar utilizando un cuaderno y un bolígrafo. Así que no hay excusas si de verdad quieres ahorrar.

Posteriormente, debes anotar tus gastos fijos, aquellos que tienes que pagar todos los meses, como el servicio de internet, el pago del condominio o el alquiler de tu casa, etc.

A continuación, resta el objetivo de ahorro para obtener el presupuesto mensual de gastos variables, clasificados en las categorías mencionadas anteriormente.

Estos gastos los debes registrar diariamente y, al final de cada semana, debes compararlos con tu presupuesto mensual. De este modo, tendrá una visión general de cuánto estás ahorrando o si aún no es tu caso; permitirá identificar las áreas de gasto excesivo para que en el futuro puedas cumplir tus objetivos de ahorro.

Recomendaciones finales

Lo más importante es ser constante y registrar tus ingresos y gastos a diario.

Aquí hay algunas recomendaciones finales:

– Empieza por un período corto de tiempo, como un mes.
– Establece metas de ahorro realistas.
– No te desanimes si no ves resultados inmediatos.
– Sé paciente y constante.

Lea más contenido interesante y actual

Banca y Negocios Somos uno de los principales portales de noticias en Venezuela para temas bancarios, económicos, financieros y de negocios, con más de 20 años en el mercado. Hemos sido y seguiremos siendo pioneros en la creación de contenidos, análisis inéditos e informes especiales. Nos hemos convertido en una fuente de referencia en el país y avanzamos paso a paso en América Latina.

Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter y Facebook

Comparte este artículo