John Villar: El escepticismo optimista es clave en el mundo de las criptomonedas

// Banca y Negocios @bancaynegocios

John Villar: El escepticismo optimista es clave en el mundo de las criptomonedas



El mundo de las critptomonedas y sus implicaciones para las empresas y la forma de movilizar el dinero requiere que los interesados se acerquen con un «escepticismo optimista», fue una de las recomendaciones del ingeniero en computación John Villar, en el evento Escenario 2018 tan tan tan, organizado por la firma Aristimuño Herrera & Asociados.

Villar presentó las ventajas y desventajas de las criptomonedas y recomienda la prudencia, pero asegura que es un cambio de paradigma que está ocurriendo frente a nuestros ojos y en el que hay que entrar.

El propietario de Timitacom, una empresa de desarrollo de software y aplicaciones basadas en Blackchain desde Venezuela para clientes en todo el mundo, apunta que «no solo hay que informarse sobre las transacciones sino cómo asegurar». «Si vas a tener mucho valor, debes tener también manera de protegerlo», agregó.

Villar recomienda no confiar en nadie, en el sentido de no dejarse llevar por cualquier oferta o «experto» que esté ofreciendo una criptomoneda. Una clave es que la criptodivisa tenga exposición pública donde se pueda leer las revisiones de otros conocedores del tema.

Resume de esta manera «las máximas de las criptomonedas: ¿Cuándo debo vender? Nunca ¿En quién debo confiar? En nadie y menos en los que se hagan llamar ‘expertos’. ¿Cuándo debo comprar? Ayer, sino lo hizo, el momento es hoy. ¿Bitcoin va a fracasar por…? No. ¿En qué me acabo de meter? Nadie sabe»

«En el tema de las cripto estamos en una situación tipo Napster y la industria musical. Esto sí es una revolución financiera, una nueva forma de representar valor, donde ningún gobierno te forza a usar el dinero de ellos», señala.

Por otro lado, Villar señala que los contratos inteligentes no son una oferta engañosa, sino otra forma de hacer pagos», e invita a estar atentos a su desarrollo dentro de las empresas, siempre desde la perspectiva de «escepticismo optimista», con mucha investigación y poniéndose en manos de profesionales.

Te podría interesar también