Italia cede ante Bruselas tras meses de pugna por déficit para 2019

// EFE / Foto AFP

Italia cede ante Bruselas tras meses de pugna por déficit para 2019



El Gobierno italiano del antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga cedió finalmente ante Bruselas y corrigió a la baja su déficit para 2019, después de reiterar durante semanas que no iba a moverse de 2,4 % del producto interior bruto (PIB).

«Hemos conseguido bajar el déficit de 2,4% del PIB a 2,04%», anunció el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, tras reunirse ayer con el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, en Bruselas.

Esta es la tercera propuesta que ha entregado Italia y que el Ejecutivo comunitario tendrá que estudiar, pero Conte confía en que sea suficiente para evitar un procedimiento de sanciones que podría suponer entre 0,2% y 0,5% del PIB del país (entre 3.450 millones y 8.625 millones de euros, aproximadamente).

El M5S y la Liga comenzaron su pulso con Bruselas anunciando en septiembre que preveían para el próximo trienio un déficit de 2,4% del PIB.

Después de que Bruselas observara que estas cifras eran demasiado elevadas, Roma dejó 2,4% para el 2019 y disminuyó su objetivo hasta 2,1% en 2020 y a 1,8% en 2021.

Los líderes de las dos formaciones, Luigi Di Maio (M5S) y Matteo Salvini (Liga), insistieron entonces en que el Ejecutivo italiano no cambiaría su previsión de déficit para 2019 y reivindicaron el derecho a aprobar unos Presupuestos expansivos que elevaban el gasto público y que permitían poner en marcha sus promesas electorales.

Italia defendía que con un déficit de 2,4% del PIB, tres veces superior al pactado con Bruselas por el anterior Gobierno centroizquierdista del Partido Demócrata, y una deuda pública del 130% del PIB, prácticamente como la actual, se lograría en 2019 un crecimiento de 1,5%, un pronóstico muy optimista, según organismos como el Fondo Monetario Internacional.

El órdago italiano llevó al Ejecutivo comunitario a rechazar por primera vez en la historia un plan presupuestario por incumplir las normas europeas y a proponer la apertura de un procedimiento de infracción.

Pero el Gobierno italiano ha acabado claudicando y cumpliendo con sus obligaciones como socio europeo, aunque no ha presentado su rectificación como un fracaso sino como una victoria, porque ha subrayado a sus electores que sus compromisos políticos clave, como la reforma de las pensiones y el subsidio para desempleados, serán aplicados.

El M5S y la Liga ganaron las elecciones generales en Italia en marzo con un discurso populista y proteccionista que les presentó como la alternativa al sistema tradicional dominado por la casta.

Los dos partidos prometieron en campaña ayudas a parados, autónomos y clases bajas, incentivos fiscales a empresas, reducción de la edad de jubilación y radicales bajadas de impuestos, unas medidas incompatibles de adoptar de forma simultánea, tal y como advirtieron entonces economistas y analistas.

No se presentaron juntos a las elecciones, pero sumando sus apoyos tenían más del 50 % de los votos, por lo que acabaron uniéndose y asegurando que aplicarían todas sus promesas económicas, una idea teóricamente muy atractiva, pero irrealizable en la práctica, tal y como se ha visto con los Presupuestos Generales para 2019, rechazados en dos ocasiones por Bruselas.

La Liga dijo que aplicaría un único impuesto de 15% a todas las rentas, algo a lo que ya ha renunciado parcialmente, pues será inicialmente solo para autónomos y pequeñas empresas.

Salvini se ha aferrado a su segunda medida, la reforma del sistema de pensiones, para rebajar la edad de jubilación, mientras que el M5S no ha querido perder su subsidio de 780 euros para parados.

Las dos iniciativas se aplicarán en 2019, ha asegurado Conte, aunque aún se desconocen los plazos exactos y si el recorte en el déficit afectará a las partidas que inicialmente pensaban destinar a estas acciones, unos 9.000 millones para la ayuda a parados y unos 7.000 millones a la reforma del sistema de pensiones.

Los Presupuestos italianos ya están en el Parlamento y han pasado la votación de la Cámara de los Diputados, aunque tienen aún que contar con luz verde en el Senado para su aprobación final.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también