Irán aumenta su producción de crudo al máximo desde sus sanciones

// Bloomberg


Irán, que ha pedido su exclusión del acuerdo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para reducir la producción, ha comunicado al grupo que su producción aumentó más que nunca desde la relajación de las sanciones internacionales. Por su parte Irak, que también es reacio a recortar su suministro, no ha proporcionado datos.

Liberado de las restricciones al comercio de petróleo en enero, Irán anunció que su producción aumentó en 210,000 barriles diarios hasta los 3.92 millones de barriles al día en octubre frente al mes anterior, según un informe de la Organización de Países Exportadores de Petróleo. Esta cifra supone unos 230,000 barriles más de lo que estimaba la OPEP, cuyos miembros tendrán que concretar detalles sobre los recortes de cada uno cuando se reúnan el 30 de noviembre. La producción de Arabia Saudí, que habitualmente disminuye en esta época del año, se ha mantenido a niveles récord.

Los precios del petróleo ganaron alrededor de 16% en las semanas posteriores a la reunión del 28 de septiembre en Argel, cuando el grupo puso fin a una política de producción sin límites que duraba ya dos años y pactó un recorte de la producción a fin de eliminar la sobreoferta mundial. No obstante, desde entonces, los precios han sufrido una corrección por las dudas de que el acuerdo vaya a ejecutarse con éxito cuando miembros clave como Irán e Irak mantienen que no deberían tener que recortar la producción mientras se recuperan de las pérdidas registradas durante guerras o sanciones.

«El cálculo de una cifra interna más alta es claramente un juego en el que todos están muy versados», dijo Abhishek Deshpande, analista de Natixis SA en Londres. «O bien recortan la producción basándose en estas cifras más altas o algunos países como Irán o Irak preferirán congelar la producción en estos niveles».

El informe mensual de la OPEP incluye dos conjuntos de datos de producción: el primero, presentado por cada miembro, se conoce como «comunicación directa»; el segundo conjunto, recabados por fuertes externas como agencias de noticias e instituciones intergubernamentales, se denomina «fuentes secundarias».

Irak, Irán y Venezuela han dicho que las cifras recabadas por fuentes externas, que serán utilizadas cuando se asignen las cuotas de recorte de producción individuales, subestiman su producción, y mantienen que deberían utilizarse sus propios datos.El incremento de la producción informado por Irán de 210,000 barriles en octubre excede la suma de los aumentos de los cinco meses anteriores, según datos de la OPEP. Fuentes secundarias han mostrado una adición más modesta de 27,500 barriles al día en octubre.

No obstante, Irán podría estar más dispuesto a llegar a un acuerdo tras la victoria electoral de Donald Trump en Estados Unidos, el cual ha amenazado con rescindir el acuerdo nuclear por el cual se aliviaron las sanciones, según RBC Capital Markets LLC.

La OPEP ha pedido ayuda para reducir la producción a países no miembros como Rusia, la cual ha indicado que podría estar dispuesta al menos a una congelación si no a un recorte de los suministros.

«Los ajustes de los suministros tanto de la OPEP como de países no pertenecientes a la OPEP acelerarán la reducción del importante exceso de reservas de petróleo mundiales y contribuirán a un reequilibrio más temprano del mercado», dijo el informe.

Te podría interesar también