Banca y Negocios Informe Privado
21/02/2022 05:55 PM

Inversionista brasileño administra estatizada Kimberly Clark y no acepta demandas laborales

Inversionista brasileño administra estatizada Kimberly Clark y no acepta demandas laborales

Después de haber solicitado la intervención de la empresa en 2016, los 700 trabajadores que quedan en las instalaciones de Kimberly Clark no han visto las ventajas del modelo socialista, pues indican que ganan salarios básicos de entre 3 y 10 bolívares semanales -entre 12 y 40 bolívares mensuales, equivalentes a US$2,72 y US$9,09 al tipo de cambio oficial- y denuncian que son víctimas de acoso por los administradores avalados por el Gobierno.

Además, indican que un «inversionista brasileño» llamado Luciano Santos Queroz se ha encargado de la gerencia de la empresa sin que aparentemente exista alguna designación oficial, quien además señala que recibió una empresa «quebrada» y no tiene recursos para satisfacer las demandas laborales.

Kimberly Clark fue ocupada en 2016, luego que sus propietarios estadounidenses abandonaran el país con la crisis como excusa fundamental, y tras haber depositado los pasivos laborales de la nómina que entonces tenía la empresa, que fue renombrada como «Cacique Maracay».

De acuerdo con la Gaceta Oficial N° 42.203, del 1 de septiembre de 2021, se procedió a la elección de los representantes de los trabajadores dentro de la empresa. En está ocasión, quedaron designados Miguel Antonio Giménez, José Gregorio Arias y Jesús Alberto Sarria. Éste último en representación también del patrono, según consta en el instrumento jurídico citado por Crónica Uno.

Sin embargo, los trabajadores que ahora reiteran sus reclamos laborales, mencionan a Luciano Santos Queroz, un inversionista privado, como el gerente general de Kimberly-Clark. Santos Queroz asumió el cargo de facto, pues no existe registro oficial de su designación.

Santos Queroz es un ciudadano de nacionalidad brasileña, que se ha desempeñado como aliado estratégico y comercial de Kimberly-Clark desde el primer momento en que se constituyó la junta administradora. En paralelo, ejerce como presidente de la Sociedad Mercantil Papeles Luciano’s C.A, ubicada en Maracay, y en donde también se produce papel sanitario. indica el citado medio.

Jorge Fuentes, representante laboral, sostiene que, además de los salarios básicos, los trabajadores esenciales, operadores y ayudantes de máquinas, reciben un bono mensual de entre 75 y 120 bolívares -US$17 y US$27-, al tiempo que la nómina completa recibe bonos de entre US$10 y US$15, pero atados a productividad, cuya obtención es complicada porque los equipos no lo permiten.

Los representantes laborales indican que la planta carabobeña solo produce papel sanitario a una capacidad de 60%.

Puede leer el reportaje completo aquí.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Comparte este artículo