Informe | Intermediación en dólares: la tabla de salvación para la banca

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Informe | Intermediación en dólares: la tabla de salvación para la banca



Desde enero, el sistema de banca universal mantiene saldos negativos de reservas excedentes y dicho saldo ha aumentado más de 5.000 %.

El requerimiento de encaje legal para este sector alcanzó la cifra de 2.076 millones de bolívares –ajustados a la nueva expresión- mientras que la cuenta corriente mostraba un saldo de 1.086 millones, al corte más reciente revelado por el Banco Central de Venezuela.

La situación de iliquidez de la banca se ha agravado en términos generales, pero hay entidades mucho más afectadas que otras. El cambio de modelo de negocio que ha venido evolucionando de la intermediación financiera a la prestación de servicios no es un traje a la medida para todos los actores.

El margen financiero de algunas entidades llama a la preocupación, sobre todo si se contrasta con el volumen de sus captaciones.

Las captaciones del público, en bolívares, siguen penalizadas con un encaje legal de 85%, pero lo cierto es que 60% de los depósitos que la banca está recibiendo se concretan en moneda extranjera.

El problema se hace claro cuando se entiende que las captaciones con las cuales los bancos pueden intermediar créditos –en promedio 40% del total- están castigadas por un encaje que no se justifica, porque la mayoría de la cartera de préstamos está indexada al tipo de cambio oficial -lo que descarta totalmente el atractivo del crédito para realizar cobertura cambiaria-, mientras que la inmensa mayoría de los depósitos, expresados en dólares, no se pueden rentabilizar porque no se pueden prestar.

En nuestra opinión, abrir la posibilidad de otorgar créditos en divisas para intermediar con alrededor de 1.000 millones de dólares que la banca acumula en captaciones disponibles en moneda extranjera es un paso fundamental para cimentar una verdadera reactivación de la actividad productiva, si se considera el tamaño que tiene la economía venezolana en la actualidad.

Pero, habrían otros muy importantes beneficios adicionales, como por ejemplo incrementar la oferta de divisas disponibles, lo que podría generar una apreciación no artificial del tipo de cambio, y en consecuencia comenzar a reducir la inflación con una mayor estabilidad y velocidad.

La cartera de créditos total en agosto se ubicó en 306 millones de dólares al tipo de cambio oficial del cierre de mes, lo que significa que autorizar la intermediación de los depósitos en divisas podría casi triplicar el tamaño del apalancamiento bancario disponible en el corto plazo, con efectos muy relevantes sobre la dinámica económica.

Hemos visto proyecciones recientes muy optimistas sobre el posible crecimiento de la economía venezolana este año. No ponemos en debate esas expectativas, porque hay razones objetivas que apuntan una recuperación, sobre todo por el tema petrolero, pero sin un crecimiento sustancial de la cartera de créditos de la banca y con posibilidades de darle mayor vigor al financiamiento en el mercado de valores, objetivamente no se puede pensar en una expansión sostenible –es decir, que no sea solo un “rebote”- ni sana de la economía en el corto plazo.

Se hace necesario que las empresas aumenten la oferta nacional de bienes y servicios, lo cual a su vez será un factor adicional de incidencia positiva en la formación de precios.

El negocio bancario se hace más pequeño. Sin duda, la banca es uno de los sectores más golpeados por la crisis, con una caída acumulada superior a 90% y, para dejarlo claro, una muy buena parte de la explicación para esa situación es la hiperregulación y la continuada contracción de sus volúmenes de liquidez, una vía de acción que no tiene sentido en un momento de recesión prolongada y agravada, de paso, por una pandemia de alcance global.

En el Informe Privado de Aristimuño Herrera & Asociados de esta semana, junto con el alerta sobre la situación de iliquidez creciente que afecta al sistema bancario venezolano, se presenta un informe sobre el impacto del oro como factor coadyuvante del crecimiento económico y en la visión gerencial se habla de los riesgos de basar la fijación de precios solo en estructura de costos.

Todos los viernes tenga a la mano la más oportuna, confiable, rigurosa y útil información para tomar las mejores decisiones de negocios en un entorno altamente volátil y complejo. Los invitamos a suscribirse al Informe Privado de Aristimuño Herrera & Asociados para estar al día con la dinámica económica del país y las tendencias que la mueven.

Si desea ver una muestra de nuestro informe privado semanal y conocer más acerca de este y el resto de nuestros productos y servicios de consultoría, le invitamos a consultar nuestros planes de suscripción para que pueda seleccionar el más adecuado a sus necesidades y así empezar a disfrutar todos los viernes, de esta información de alto impacto para los gerentes.

ATENCIÓN: Ante los hechos económicos de Venezuela y el Covid-19, Aristimuño Herrera & Asociados está ofreciendo un descuento del 20% en los planes de suscripción de su informe privado semanal.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también