Informe Especial | Esta es la verdadera ´economía de guerra´

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Informe Especial | Esta es la verdadera ´economía de guerra´



En una entrevista con Bloomberg, el presidente Nicolás Maduro dijo que algunas de las medidas que se están tomando para favorecer la inversión privada, así como permitir la libre circulación de divisas extranjeras, fundamentalmente el dólar estadounidense, forman parte de una estrategia de “economía de guerra”.

Señaló, sin especificar, que esas medidas serían temporales. Claramente descartó una dolarización más extendida de la economía, lo que no puede sorprender a nadie. El gobierno ha dicho que su plan es rescatar al bolívar como moneda, posiblemente en otro formato completamente desmaterializado o digital. No obstante, bien sabemos que la solución de la distorsión monetaria no está en digitalizar el problema, se hace necesario eliminar incertidumbres (aumentar la confianza) que hagan propicio el ambiente de la dinámica económica.

Sin embargo, preocupa que el mensaje del Presidente a los mercados internacionales sea que un proceso de apertura que se basa en una muy baja, todavía, inversión privada pudiera verse parcial o totalmente interrumpido cuando, en algún momento, cese la necesidad de una estrategia de “economía de guerra”.

Existen evidencias y datos que indican que el gobierno de Estados Unidos está dispuesto a desmontar algunas sanciones a instituciones con miras a generar unas condiciones menos duras para la población venezolana. Fuentes estadounidenses indican que la administración Biden es proclive a una nueva relación con Maduro, siempre que haga concesiones reales en favor de una mayor democratización del país.

En ese terreno, el presidente Maduro también fue enfático frente a Bloomberg. No hará concesiones más allá de lo que él, su ejecutivo y su periferia política interpretan como límites constitucionales.

Sin embargo, el diálogo parece haber comenzado y tomado un camino de avance, aun cuando no cabe esperar un camino despejado ni corto. Son muchos los temas sobre los cuales será difícil alcanzar acuerdos; sin embargo, en cuanto a la economía pareciera que, por el momento, no es el tema más urticante.

Sin duda, para que esa inversión –estadounidense y de otros países- que el presidente Maduro dice querer y a la que ofrece una amplia bienvenida, llegue finalmente hacen falta más que invitaciones en medios internacionales, se hace necesario un proceso de reinstitucionalización del Estado, que genere confianza.

No es una buena señal que el mandatario hable de una estrategia de “economía de guerra” cuando se trata de estimular sosteniblemente a la economía nacional, que ya atraviesa la recesión más larga de su historia reciente y está a punto de llegar a tener una de las hiperinflaciones más largas en los anales de la historia económica contemporánea.

Las palabras importan en momentos de incertidumbre y entendemos que hay, todavía, debates internos en el seno del gobierno y su periferia sobre ciertas medidas económicas, por lo que si la entrevista con Bloomberg quería enviar un mensaje de confianza y deseo de acuerdos, en buena medida termina generando preocupación e incertidumbre.

Preocupa enormemente, por ejemplo, la situación del comercio. Hemos visto cifras de algunos municipios del Área Metropolitana de Caracas que reportan el cierre de alrededor de 45% de los negocios pequeños.

Un número importante de pequeñas empresas como ferreterías, zapaterías, tiendas de ropa, perfumerías, librerías, ventas de equipos eléctricos y electrodomésticos han desaparecido o están siendo vendidas a precios bajos, porque sus dueños ya no aguantan más, no solo la inestabilidad generada por el esquema 7+7, sino la constante persecución de entes reguladores, así como crecientes gastos e impuestos.

Esa parte de la economía que tiene un alto potencial de generación de empleo languidece, mientras se venden los inventarios de manera informal, a través de redes sociales.

Esa es la verdadera “economía de guerra”, la de sectores que padecen regulaciones asfixiantes mientras su ventas caen en barrena a niveles de 80% o 90%, y ya no saben si tiene sentido seguir abriendo locales o es menos oneroso mantenerlos cerrados, a la espera de un comprador o de que algo pase.

En el Informe Privado de Aristimuño Herrera & Asociados de esta semana se comenta la adopción del modelo de Zonas Económicas Especiales como esquema para reactivar la economía. Son muchas las dudas que se mantienen, a pesar que el parlamento ha abierto un debate donde algunos sectores empresariales están participando.

Todos los viernes tenga a la mano la más  oportuna, confiable, rigurosa y útil información para tomar las mejores decisiones de negocios en un entorno altamente volátil y complejo. Los invitamos a suscribirse al Informe Privado de Aristimuño Herrera & Asociados para estar al día con la dinámica económica del país y las tendencias que la mueven.

Si desea ver una muestra de nuestro informe privado semanal y conocer más acerca de este y el resto de nuestros productos y servicios de consultoría, le invitamos a consultar nuestros planes de suscripción para que pueda seleccionar el más adecuado a sus necesidades y así empezar a disfrutar todos los viernes, de esta información de alto impacto para los gerentes.

ATENCIÓN: Ante los hechos económicos de Venezuela y el Covid-19, Aristimuño Herrera & Asociados está ofreciendo un descuento del 20% en los planes de suscripción de su informe privado semanal.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también