Incendio social se propaga desde el interior del país y ya van al menos 50 detenidos según OVCS

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Incendio social se propaga desde el interior del país y ya van al menos 50 detenidos según OVCS



Una nueva ola de protestas ha comenzado a barrer Venezuela a medida que el descontento se intensifica en el casi abandonado interior del país, debido al empeoramiento de la escasez de combustible y a la constante falla de los servicios públicos, dijo el martes una organización no gubernamental local a Reuters.

Según los informes recibidos por el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, con sede en Caracas, se han producido más de 100 protestas desde el fin de semana en 19 de los 23 estados de Venezuela para exigir a las autoridades que proporcionen agua, electricidad y combustible.

La colapsada industria petrolera de la nación ya no es capaz de suministrar a los venezolanos combustible para sus vehículos, y años de mala gestión y corrupción han dejado en ruinas gran parte de la infraestructura que lleva la electricidad y el agua a los hogares.

La estricta cuarentena por la pandemia de COVID-19, impuesta por el presidente Nicolás Maduro desde marzo, ha limitado aún más el movimiento de los venezolanos y sus fuentes de ingresos.

En el pasado, Caracas fue el centro de los movimientos de protesta de Venezuela, pero el gobierno ha dado prioridad a la entrega de combustible a las gasolineras de la capital, manteniendo sus calles relativamente tranquilas.

En el resto del país, los venezolanos pasan días haciendo cola para obtener una gasolina que a menudo nunca llega.

«Estamos ante una nueva ola de protestas con la particularidad de que esta vez los protagonistas son los habitantes de los pueblos y ciudades de Venezuela«, dijo Marco Ponce, director del observatorio, en una conferencia de prensa online.

El gobierno de Maduro ha enviado a las fuerzas de seguridad para reprimir las manifestaciones, lo que ha llevado a por lo menos 50 detenidos, dijo Ponce.

La policía y el ejército de Venezuela han sido acusados por las Naciones Unidas de llevar a cabo abusos generalizados de los derechos humanos, incluyendo arrestos arbitrarios y ejecuciones extrajudiciales.

El Ministerio de Información de Venezuela no respondió a la solicitud de comentarios sobre el informe del observatorio.

Privado de gasolina y paralizado por las sanciones estadounidenses, el gobierno de Maduro ha recurrido a su aliado Irán para que le ayude a obtener productos petrolíferos. El lunes, el primero de un grupo de tres petroleros llegó para entregar más combustible iraní.

Ponce dijo que esto podría acallar temporalmente algunas manifestaciones, pero esperaba que continuaran ya que «hay miles de razones para que los venezolanos sigan protestando», sentenció el activista a Reuters.

Te podría interesar también