Banca y Negocios Informe Privado
23/09/2022 12:22 PM
| Por EFE

Gustavo Cisneros: Hay que fortalecer las capacidades que tienen los empresarios venezolanos

El empresario aseveró que aún falta mucho para recuperar la actividad económica y el progreso de Venezuela, pero las señales que hemos tenido recientemente en materia económica abren la puerta a la esperanza

Gustavo Cisneros: Hay que fortalecer las capacidades que tienen los empresarios venezolanos

El empresario venezolano Gustavo Cisneros, cabeza de un grupo empresarial familiar con intereses dentro y fuera de su país, ve abierta «una puerta a la esperanza» en Venezuela con las señales de mejora económica y el restablecimiento de los lazos con Colombia, pero echa en falta «un debate constructivo».

«Venezuela requiere de la unión de gobierno, instituciones, partidos políticos, empresas y ciudadanos, de un debate constructivo que nos permita recuperar ese país de oportunidades, de progreso y de bienestar», dice en una entrevista por escrito con Efe, el presidente de la Organización Cisneros.

Fundada en 1929 y con sedes centrales en Caracas, Miami y Nueva York, la Organización Cisneros es una empresa privada con alcance global que se especializa en publicidad digital, medios de entretenimiento, inversiones inmobiliarias, liderazgo social y nuevas tecnologías.

P. ¿Cree usted que en Venezuela está en marcha una «normalización» económica?

R. Las cifras y previsiones sobre la economía venezolana durante el año, no solo del gobierno, sino también de organizaciones como el Fondo Monetario Internacional y la CEPAL, dan cuenta de una mejoría de la situación en el país, que ha vuelto a reportar crecimiento económico y menores niveles de inflación.

Hace falta ver cómo estos primeros pasos, que se han beneficiado de mayores precios internacionales de petróleo y la dolarización de la economía, se verán diezmados por la recesión que parece estarse cocinando en el mundo y la persistencia de algunas dificultades en las cadenas de suministro y logísticas en el mundo.

Sin duda, aún falta mucho para recuperar la actividad económica y el progreso de Venezuela, pero las señales que hemos tenido recientemente en materia económica abren la puerta a la esperanza.

P: ¿Qué papel deberían tener los empresarios venezolanos y qué necesitan esencialmente de parte del Gobierno para sacar adelante al país?

R: En el caso de mi familia, siempre hemos creído que los empresarios y el sector privado tenemos un deber con la sociedad en la que vivimos.

Más que pensar en aquello que podamos necesitar de un Gobierno, en el momento actual en el que se encuentra Venezuela es esencial fortalecer las capacidades que tienen los empresarios venezolanos para contribuir al desarrollo del país.

No podemos olvidar que sin una comunidad fuerte, ningún negocio podría sobrevivir.

P: El diálogo entre el Gobierno y la oposición está estancado desde junio de 2021. ¿Tiene alguna esperanza en que vuelva a reactivarse y pueda dar algún fruto antes del año electoral 2023?

R: Los pasos incipientes que se han dado durante las últimas semanas para reactivar los diálogos y tratar de encontrar puntos intermedios entre dos Venezuela tan distantes contribuyen en la dirección correcta, sin embargo, no creo que se vayan a lograr acuerdos significativos antes del proceso electoral del próximo año.

Aun así, creo que es importante que se sigan buscando mecanismos para que todos los venezolanos podamos trabajar en conjunto en la construcción del país que deseamos. Y sobre todo, que a través de estas conversaciones se puedan encontrar soluciones a los conflictos y problemas que continúan afectando a todas las personas, y no solo al gobierno o a la oposición.

P: Imagínese por un momento que es candidato y llega a la Presidencia de Venezuela. ¿Cuál sería el número uno en su lista de prioridades?

R: Aunque se trata de un asunto que nunca ha estado dentro de mis ambiciones, y para mí, el objetivo siempre será seguir trabajando desde el sector privado para aportar a mi querida Venezuela desde las áreas e inversiones que desarrollamos en Cisneros; considero que la prioridad en la que se debe enfocar el país en este momento es reconstruir una sociedad civil vibrante.

P: Desde el gobierno venezolano dicen que después de las elecciones de mitad de mandato, en noviembre, el presidente de EE.UU. Joe Biden dará un nuevo rumbo a su política hacia Venezuela, ¿Qué opina al respecto?

R. Sin lugar a dudas, la influencia del gobierno de los Estados Unidos y su política exterior en la situación de Venezuela puede contribuir a mejorar las condiciones para que los venezolanos podamos demostrar una mayor madurez política y resolvamos las diferencias y conflictos que nos aquejan.

Creo que la nueva aproximación que se ha intentado desde la Casa Blanca, puede crear un entorno de oportunidad más positivo en el país para la reconfiguración de nuestras diferencias y la toma de decisiones que nos permitan construir la senda de la paz, reconciliación y crecimiento.

P: ¿Cómo puede influir en la marcha de Venezuela la llegada a la Presidencia de Colombia de Gustavo Petro y el restablecimiento de relaciones diplomáticas?

R: Por la larga frontera que comparten ambos países y las estrechas relaciones entre nuestra gente, el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos gobiernos y la reapertura de la frontera, considero, traerá importantes beneficios para las comunidades y el sector empresarial de Colombia y Venezuela.

Un escenario que pueda reactivar el comercio entre ambas naciones y, con ello, pueda contribuir a la mejoría de temas como el abastecimiento de productos esenciales, el acceso a insumos industriales para mejorar la productividad de nuestra industria y el recuento de los millones de compatriotas que durante los últimos años se habían trasladado a Colombia en busca de mejores condiciones de vida.

P: ¿Cómo ve la situación de América Latina en la actualidad?

R: Actualmente Latinoamérica está pasando por tiempos turbulentos, pero que son propios del cambio y crecimiento de una región pujante. Sin embargo, la crisis sanitaria (la pandemia de la Covid-19) ha ralentizado el camino, porque nadie estaba preparado y, en su momento, incluso para los países más desarrollados era algo totalmente desconocido.

Pero hay que resaltar que muchos países de la región tuvieron una respuesta destacada frente a la pandemia y eso habla muy bien de la capacidad instalada que han desarrollado. Dejando de lado los momentos turbulentos, creo que Latinoamérica va por un buen camino y lo que ocurre actualmente son momentos de ajuste en base a los diferentes problemas internos y externos.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Comparte este artículo