Gobierno de Ecuador quiere devolver autonomía al Banco Central antes de irse

// EFE

Gobierno de Ecuador quiere devolver autonomía al Banco Central antes de irse



El Gobierno de Ecuador anunció este martes que prepara un Código Monetario y Financiero que busca la autonomía del Banco Central y para que sea aprobado en la Asamblea Nacional (Parlamento), antes de que finalice el mandato del presidente Lenín Moreno.

Así lo firmó el ministro de Economía, Mauricio Pozo, en una comparecencia ante la prensa en el Palacio presidencial de Carondelet, en Quito, donde adelantó que también prepara ciertas reformas en el orden tributario, laboral y de la seguridad social, que dejará como tarea al sucesor de Moreno.

Pozo explicó que la aprobación del denominado Código Monetario y Financiero es uno de los compromisos adquiridos por el Gobierno en el acuerdo suscrito con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 6.500 millones de dólares.

Ese cuerpo legal, añadió el ministro, será entregado a la Asamblea Nacional en este mismo mes y dijo que espera que la normativa sea aprobada en febrero, ya que será presentada por la «vía económica urgente».

Pozo aseguró que dicha ley, aún es estudio, permite básicamente dotar al Banco Central de «una independencia» en la toma de decisiones, «autonomía» administrativa y financiera y regirse con su propio «gobierno corporativo».

Con ello, dijo el ministro, el Banco Central no volverá a convertirse en una entidad «prestamista del Gobierno», sino que se encargará de tareas como velar por la estabilidad económica, dar seguimiento a la liquidez y proveer de información macroeconómica.

El Banco Central de Ecuador cambió su rol como instituto emisor en el año 2000, cuando el país adoptó la dolarización, tras abandonar al sucre, su antigua moneda nacional.

Durante el Gobierno del expresidente Rafael Correa, de corte izquierdista, el Banco Central perdió su carácter independiente y autónomo, aunque la actual Administración de Lenín Moreno ha insistido en devolverle esas características, como se precisa en el programa acordado con el FMI.

El ministro Pozo, además, mencionó que el Gobierno estudia ciertas reformas en el campo tributario, laboral y de pensiones, que presentará al sucesor del presidente Moreno.

Aunque no detalló en que consistirán esas reformas, el ministro indicó que la reforma del sistema de pensiones será «integral» y que busca «hacer sostenible a la seguridad social» del país.

Agregó que la reforma tributaria pretende disminuir algunos impuestos y revisar otros, y que las enmiendas a la ley laboral busca nuevas formas de contratación para «ayudar a las cifras de empleo».

En definitiva, dijo Pozo, el Gobierno de Moreno, cuyo mandato terminará el próximo 24 de mayo, busca dejar a la próxima Administración «una economía en orden» y con varios «acuerdos» en marcha con organismo multilaterales de crédito.

Te podría interesar también