Gabriela Retamosa (IBM): Desafío Code for Call busca usar tecnologías disruptivas para resolver problemas urgentes en el mundo

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Gabriela Retamosa (IBM): Desafío Code for Call busca usar tecnologías disruptivas para resolver problemas urgentes en el mundo



La tecnología es la más poderosa herramienta contemporánea y sus posibilidades parecen infinitas. La economía del conocimiento ha roto los viejos paradigmas que modelaban la actividad productiva y la vida social, en general, a tal punto que ahora parece posible tener un futuro más sustentable.

Las viejas distopías que hablaban de un mundo sediento, sin árboles, sin alimentos y enfermo por devastadoras pandemias, resultado de la irracionalidad de los modelos de desarrollo, podrían quedarse en los libros y las películas como presagios fallidos del enorme colapso ecológico que aún está lejos de ser evitado.

Con estas ideas en perspectiva, IBM está convocando a desarrollares de todo el mundo para participar en el desafío Call for Code, edición 2021, cuyo objetivo medular es generar soluciones concretas, aplicables y escalables en países o regiones, que contribuyan activamente a reducir los efectos del cambio climático.

En este esfuerzo, IBM trabaja con la entidad creadora de la iniciativa, David Clark Cause, United Nations Human Rights y Linux Foundation para congregar a un enorme concurso de mentes brillantes y comprometidas con el desarrollo de herramientas de código abierto y basadas en tecnologías disruptivas para mejorar la calidad de vida de poblaciones vulnerables en el mundo y reducir el grave riesgo ambiental que corre el planeta.

Gabriela Retamosa, Developer Ecosystem Group | Spanish South America de IBM, basada en Uruguay, explicó que esta cuarta edición de Code for Call se lanzó el pasado 22 de marzo, pero los desarrolladores, o grupos de hasta 5 developers, tienen hasta el próximo 31 de julio para presentar propuestas basadas en tecnologías de punta, creadas con software Open Source, que ofrezcan soluciones prácticas a problemas relacionados con el cambio climático.

En conversación exclusiva con Banca y Negocios, Retamosa, explicó que la participación es un proceso de desarrollo de ideas novedosas y retadoras que incluye el acceso a actividades técnicas para que los participantes puedan utilizar nuevas tecnologías que IBM pone a su disposición.

«El jurado es un pool de personas de diferentes organizaciones. Su primera misión es evaluar la originalidad de cada proyecto, si es escalable, se se aplica a una comunidad específica o puede ser llevado a otros países, si hay una forma de que esa aplicación sea financieramente sustentable, y la usabilidad de la aplicación, entre otros elementos de juicio. En estos meses, tienen que pensar en la idea, crear un producto mínimo viable para demostrar que tiene un potencial concreto, qué tan único es y cómo se puede usar de manera masiva», explicó la ejecutiva.

– Los convocados –

Gabriela Retamosa dijo que, realmente, los organizadores no están pensando en perfiles específicos de desarrolladores. «Queremos motivar a amantes de la tecnología. Para eso, desde que se lanza el Call for Code, IBM empieza a dictar capacitaciones sobre tecnologías de punta como Inteligencia Artificial, IoT, y Blockchain, entre otras, para que los participantes las utilicen para perfilar mejor sus ideas, y logren crear un producto mínimo. La idea es poner en práctica las ideas con las tecnologías. Les damos acceso a la Cloud de IBM donde hay muchas tecnologías disruptivas que pueden utilizar, que son las mismas soluciones que muchas grandes empresas pueden utilizar».

De hecho, IBM facilita la utilización de herramientas como Red Hat OpenShift, IBM Cloud, IBM Watson, IBM Blockchain, datos atmosféricos de IBM’s Weather Company, y recursos para desarrolladores y APIs de socios, como Intuit y New Relic, con la idea de conseguir aplicaciones de rápida y efectiva aplicación, según las diversas necesidades detectadas.

Retamosa indica que «en cuatro estos años se unieron más de 400.000 desarrolladores de 179 países en el mundo. La idea es aumentar la cantidad, para que se sepa y participen. Tenemos un grupo de partners que nos permiten multiplicar la convocatoria. Los interesados pueden entrar en callforcode.org y seguir las cuentas oficiales de IBM en cada país. Pueden participar grupos de hasta 5 personas, con ideas creadas este año, no proyectos de años anteriores. Deben tener Open Source como base para que empleadas en todo el mundo, y no pueden ser empleados de IBM».

La gerente destacó que «hay un ganador global que se lleva 200.000 dólares de premio y el apoyo de IBM para la implantación de su solución. Para el segundo y tercer lugar el premio es de 25.000 dólares,  y el cuarto y quinto puestos se llevan 10.000 dólares. Tenemos una categoría específica para universidades, donde se promueve la participación de estudiantes para que puedan proponer ideas sobre cómo enfrentar el cambio climático. Hay premios regionales en América Latina, Asia y otras zonas, que se llevan 5.000 dólares cada uno«.

– Así está América Latina –

Consultada por Banca y Negocios sobre la competitividad del desarrollo de tecnologías en América Latina, Gabriela Retamosa, Developer Ecosystem Group | Spanish South America de IBM, indicó que «hay mucho trabajo por hacer» como primera respuesta.

«Hay un estudio de Garner que concluye que nos faltan desarrolladores capacitados en nuevas tecnologías. IBM está creando un espacio muy importante para que se incremente el acceso a nuevas tecnologías disruptivas que pueden hacer un cambio exponencial en los negocios, y estamos tratando de que estudiantes y personas con habilidades que, tal vez, escogieron otros trabajos o carreras y que hoy no consiguen un empleo y que, a través de la tecnologías, puedan tener puestos de trabajo. Apoyamos a organizaciones».

Y contó que «el año pasado lanzamos un maratón de desarrollo en América Latina donde participaron más de 70.000 desarrolladores. Lo que hicimos fue pedir a grandes empresas de la región que plantearan problemas medulares a resolver y los chicos tenían que dar una respuesta viable con base en tecnología. Hubo 5 ganadores, lo importante es tratar de enfrentar necesidades concretas, y lograr que una cantidad de desarrolladores den respuesta concretas».

– Soluciones concretas –

En la historia del desafío Code for Code se han registrado hitos importantes, como aportes concretos que no solo resuelven problemas sociales, sino que contribuyen claramente con el desarrollo económico.

Hay ejemplos en el campo de la producción agrícola, con una solución que permite a productores tener acceso a información meteorológica en tiempo real, con el fin de ajustar sus ciclos de siembra y cultivo.

En medio de la pandemia de COVID-19, el año pasado los ganadores latinoamericanos de 2019 fueron unos desarrolladores colombianos que crearon una aplicación basada en Inteligencia Artificial que permite calcular el aforo correcto en espacios públicos como restaurantes en tiempo real, para evitar aglomeraciones.

El primer reto enfrentó los problemas planteados por desastre naturales y se desarrolló una solución de Puerto Rico que permite mantener la conectividad en medio de este tipo de eventos.

Esta herramienta basada en Internet de las Cosas (IoT) permite mantener la conexión de emergencia en situaciones catastróficas.

«Lo que busca es la accesibilidad, poner a disposición tecnologías que antes eran impensables a un público de desarrolladores más amplio. Un chico en su casa en una población remota puede acceder. La nube nos habilita a que haya muchas personas en todas partes del mundo puedan acceder a tecnologías como blockchain, IoT, Inteligencia Artificial, Mashlaerning, todas las tecnologías que IBM pone a disposición para que las personas creen aplicaciones que nos ayuden a dar respuesta a estos problemas que el mundo vive», señala Gabriela Retamosa.

Y concluye: «Si no ponemos la tecnología a trabajar, a dar respuestas, no hay mucho más que hacer. No podemos esperar a que se produzcan cambios de hábitos que son procesos largos, complejos y no tenemos tiempo para esperar. Hoy con el covid-19, cuando tenemos una pandemia, es a veces complejo hacer que la gente entienda que debe usar tapabocas».

Te podría interesar también