Francisco Rodríguez plantea a Guaidó subsidio de entre US$100 y US$500 a familias emigrantes

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Francisco Rodríguez plantea a Guaidó subsidio de entre US$100 y US$500 a familias emigrantes



El economista Francisco Rodríguez, quien ahora dirige una organización que persigue la adopción de un programa humanitario de petróleo por alimentos para Venezuela, demandó a la Asamblea Nacional que discuta y apruebe con urgencia la utilización de fondos en el exterior para otorgar a cada familia emigrante venezolana un subsidio mensual de entre US$100 y US$500 mensuales para soportar el impacto económico del Covid-19.

Rodríguez hizo la propuesta a la Comisión de Finanzas y a varios diputados, en función de que el parlamento presidido por Juan Guaidó, quien es reconocido como mandatario interino por más de 50 países, apruebe el uso de parte de los casi US$12.000 millones que, según sus cálculos, controla la administración Guaidó.

Según Rodríguez, el líder del parlamento electo en 2015 puede disponer de US$6.989 millones por dividendos represados de las empresas mixtas de Pdvsa; US$1.408 millones por dividendos de Citgo; Fondos represados del extinto Novo Banco por US$1.667 millones; un financiamiento del BID por US$408 millones; y el oro retenido a la República por el Banco de Inglaterra que, a valor presente, sería equivalente a US$1.495 millones, para un gran total de US$11.967 millones.

El director de la ONG Petróleo Para Venezuela, ex economista jefe de Torino Capital y ex asesor del ex candidato presidencial Henri Falcón, sostiene que ese monto es equivalente a 48 veces el costo de subsidio que propone para los migrantes.

El escenario B, el peor, es que Guaidó solo pudiera disponer de US$3.600 millones, que representa 15 veces el costo del subsidio que, de acuerdo con la lógica de Rodríguez, requiere unos US$250 millones, asumiendo una asignación de US$100 por familia estimada.

De acuerdo con el compendio de estimaciones recientes, de Venezuela han salido 4,9 millones de venezolanos, la mayoría de los cuales se concentran en Colombia, Perú, Ecuador, Chile, Estados Unidos, España, Brasil y Argentina. Hay grupos relativamente significativos de emigrados nacionales en 33 países, lo que plantea un reto logístico muy complejo para implantar de manera eficiente el plan de Rodríguez.

Como una consecuencia desgraciada, los mayores núcleos de migrados venezolanos coinciden en países fuertemente golpeados por la pandemia de Covid-19, y la situación de muchos de estos connacionales se está haciendo desesperada, porque están perdiendo aceleradamente los empleos, generalmente precarios, que han conseguido.

Te podría interesar también