Francisco González: BBVA integrará la nueva liga de competidores del sector bancario

// Banca y Negocios @bancaynegocios


El presidente del BBVA, Francisco González, ha asegurado hoy que el número de bancos, unos 20.000 en todo el mundo, va a disminuir «drásticamente» y va a haber «una nueva liga de competidores», de la que va a formar parte el BBVA.

En declaraciones a Efe, González, que ha participado como cada año en el Foro Económico de Davos (Suiza), ha precisado que esta nueva liga estará compuesta por «algunos bancos físicos que han sido capaces de transformarse, algunos gigantes de la red y algunas startups (empresas emergentes)».

«En todo caso, habrá muchos menos «players» (jugadores) y BBVA, sin duda, va a ser uno de esos «players», ha añadido.

González también se ha referido a las consecuencias que tiene la digitalización, la «cuarta revolución industrial» para el empleo y ha pedido al Gobierno que tome medidas para defender a los trabajadores afectados, pero de una forma «que no vaya en contra del progreso ni de tecnología, porque al final todos ganan con la tecnología y la revolución industrial».

«En cada revolución industrial siempre se producen los mismos efectos, al principio se destruyen muchos puestos de trabajo, luego se alcanza un nivel de riqueza mucho mayor y la sociedad tiene mucho más bienestar», ha explicado.

«Ahora estamos precisamente en ese período de transición donde se están perdiendo puestos de trabajo y además, hay expectativas de perder muchos más puestos de trabajo», lo que hace necesario tomar esas medidas.

En cuanto al futuro de la banca en este nuevo escenario, González recordó que el BBVA lleva diez años «trabajando en la transformación del banco» en una entidad basada en el conocimiento, en una casa digital.

«Los grandes ganadores son los clientes y, por tanto, hay que trabajar con extrema transparencia, con principios de prudencia e integridad y sin conflictos de intereses».

Y la única forma de ser un gran jugador mundial en el futuro es tener todas esas plataformas, todos esos procesos para dar ese tipo de servicio.

Durante su participación en una mesa redonda sobre las nuevas tecnologías aplicadas a las finanzas, González ha explicado con detalle qué es lo que el banco ofrece a sus clientes, y qué les distingue de otras entidades.

La entidad ya ha llevado a cabo la primera fase de la transformación, que fueron las plataformas (orientadas al cliente y en tiempo real); ahora viene la segunda fase, que es el traslado a la «nube», que ayudará profundizara el proceso de digitalización.

Esto ha repercutido en una mayor satisfacción y un mayor grado de fidelización de los clientes digitales.

Pero lo más importante es que BBVA va muy por delante de otras entidades en el proceso de digitalización, que a otros les va a costar la permanencia; y es que la entidad cuenta ya con las herramientas necesarias para convertirse en «un banco completamente digital», un proceso que «será muy doloroso para otros».

Lo que no está claro, ha indicado, es qué papel van a jugar los organismos reguladores en todo ello, si van a empujar o a frenar.

La pujanza de estas nuevas compañías tecnológicas no implica que la próxima crisis financiera provenga de este sector, dado que todavía representan una parte muy pequeña del sector, pero no cabe descartar esa posibilidad en el futuro.

Te podría interesar también