Exportaciones petroleras cayeron 50% en octubre y se incrementa dependencia de gasolina iraní

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Exportaciones petroleras cayeron 50% en octubre y se incrementa dependencia de gasolina iraní



La producción petrolera de Venezuela entró en noviembre en una fase descendente después de que EE.UU. prohibiera a las empresas no estadounidenses los intercambios de crudo por gasoil a finales de octubre.

La producción estaba cayendo por debajo de la media de octubre de 350.000 barriles por día (bpd) cuando Repsol de España, Eni de Italia y Reliance de la India detuvieron las compras de crudo y el suministro de diésel bajo en azufre que había sido previamente permitido, bajo las sanciones de EE.UU., dijeron fuentes de Pdvsa a Argus.

La suspensión de los canjes de petróleo pesado por gasoil ha dejado a la empresa estatal venezolana con pocas opciones de exportación y una capacidad de almacenamiento casi repleta, un patrón que se repite en el transcurso de los casi dos años desde que EE.UU. impuso las sanciones petroleras en enero de 2019. Las exportaciones de crudo en octubre cayeron a aproximadamente 350.000 bpd, la mitad del nivel de septiembre.

Entre las empresas conjuntas de Pdvsa que todavía están parcialmente operativas está PetroPiar, un proyecto de mejora de crudo pesado en el que Chevron tiene una participación de 30 %. El mejorador de 170.000 bpd con base en el complejo industrial oriental de Jose, está produciendo alrededor de 65.000 o 70.000 barriles diarios de crudo sintético.

Chevron y un puñado de empresas de servicios petroleros con sede en EE.UU. permanecen en Venezuela bajo una exención de sanciones restringidas que Washington podría levantar el próximo 1 de diciembre, independientemente del resultado de la tensa carrera presidencial de EE.UU.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro culpa rutinariamente a las sanciones por el declive de la industria petrolera nacional, que se refleja de forma más aguda en la escasez de gasolina. Los esfuerzos de Pdvsa para reparar su refinería de Cardón, cuya capacidad de 305.000 barriles por día, una parte de su sistema de refinación con capacidad instalada de 1.300.000 barriles diarios, pero inoperativo en su mayoría, se han estancado en gran medida.

Otro respiro en el suministro de gasolina podría estar en el horizonte, después de que el Ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Javad Zarif, se reuniera con su homólogo venezolano Jorge Arreaza y Maduro ayer en Caracas.

Irán envió gasolina a Venezuela en mayo y junio y de nuevo en septiembre-octubre, aliviando brevemente un grave déficit que ha fortificado un mercado negro controlado por los leales a Maduro, una tendencia que ahora podría extenderse también al cada vez más escaso diésel.

Recientemente los Estados Unidos confiscaron cargamentos de petróleo iraní a bordo de petroleros de propiedad griega con pabellón de Liberia que, según afirmaron, se dirigían a Venezuela, pero no detuvieron los envíos de gasolina que procedían directamente de la empresa estatal iraní NIOC a bordo de buques con pabellón iraní.

Te podría interesar también