Exclusivo | Transporte de carga funciona con 10% de las unidades y puede paralizarse totalmente en el corto plazo

// Gisell Quintana

Exclusivo | Transporte de carga funciona con 10% de las unidades y puede paralizarse totalmente en el corto plazo

En las  carreteras del país cada vez sea hace menos frecuente la circulación de transporte de carga, debido a la falta de repuestos e insumos, el cobro de “vacunas” y la escasez de combustible, que aunado a la falta de comunicación con el Gobierno Nacional contribuyen a una posible desaparición a muy corto plazo.

El presidente de la Cámara de Transporte Pesado, Emilio Palumbo, alertó en una entrevista con Banca y Negocios, sobre el colapso en el transporte de carga si no se logran acuerdos con el Gobierno Nacional para atender las dificultades del sector que datan desde hace, al menos, 20 años.

Ahorita esta funcionando el 10% del transporte a nivel nacional. Si seguimos con esta situación y no se reanudan los diálogos con el Gobierno, a muy corto plazo va a colapsar el transporte de carga y nos vamos a quedar sin ningún tipo de transporte pesado”, advirtió Palumbo.

– Falta de repuestos e insumos –

 La entrega de insumos y repuestos para todo el transporte de carga siempre ha sido una promesa incumplida por parte del Gobierno. El máximo representante de este gremio asegura que los transportistas enfrentan déficit de lubricantes, baterías y cauchos.

“Nunca se enfrentó de verdad el problema del suministro de insumos para aliviar la situaron difícil que tiene el transporte”, detalló el gremialista.

El presidente de la Cámara de Transporte Pesado, Emilio Palumbo, explicó que el Estado genera el 90% de la carga y la moviliza a través de particulares que no forman parte regular del sector, afectando las estructuras de costos de las empresas de costos.

“No hay carga. Ahorita el 90% de los productos que se movilizan son alimentos y está a cargo del Estado que se maneja con particulares, en su mayoría empresas de maletín, que no tienen unidades propias adecuadas y no buscan camiones en las condiciones que deben ser, sino que contratan a gente que tenga necesidad para pagarle cuatro puyas”, manifestó.

Palumbo explicó que un flete de Caracas a La Guaira tiene que costar alrededor de 300 dólares y lo pagan a 130 dólares.

“Un transportista al que le pagan 120 o 130 dólares para el flete, o compra una parte del mercado de su casa, o lo pierde por la ´matraca´, o paga la gasolina o a un chofer. Con esto, nos estamos jugando la desaparición del transporte a muy corto plazo”.

– Corrupción, abusos y escasez –

Hasta 60.000.000 millones de bolívares, asegura el presidente de la Cámara de Transporte Pesado, se deben pagar en peajes en un viaje promedio, sin contar los gastos administrativos para entrar a los puertos del país a buscar o llevar mercancías.

“Solamente por inscripción en la entrada de puerto, si tienes dos o tres gandolas, son 300 dólares fijos, más los carnets, los pases de los vehículos, los seguros y, si tienes mas de tres gandolas, son 800 dólares prácticamente, mas los carnets y seguros son alrededor de 2.000 o 3.000 dólares. Eso quiere decir que el 10% del transporte que esta funcionando va a desparecer, porque no hay la capacidad de mantener las unidades” alertó el gremialista.

– La situación se agrava –  

 A todos los problemas que enfrenta el transporte pesado, se suma la escasez de combustible, un elemento que ha afectado la distribución de alimentos y altera las estructuras de costos a la hora de comprar este combustible en el mercado negro.

“Para echar gasoil, nosotros tenemos que estar una semana o 15 días en cola, o la otra alternativa sería pagar el litro a 0,50 dólares, eso significa un desajuste en las estructuras de costos, cuando antes nosotros ni siquiera tomábamos en consideración el costo del combustible”, detalló el Presidente de la Cámara de Transporte Pesado.

“La matraca” es otro de los factores con los que deben lidiar los transportistas de carga pesada, desde que inician su recorrido, además del decomiso irregular de las unidades, de acuerdo con el máximo representante de este sector, Emilio Palumbo.

“Muchas veces la ´matraca´ es tan grave que nos mandan un camión a Fiscalía por meses o años, o lo pierdes definitivamente, y no son matracas de 20 o 30 dólares, ahora te piden hasta 1000 dólares”, denunció el dirigente.

Palumbo demanda que se reanuden las conversaciones con el Gobierno Nacional para contribuir a la distribución del gasoil, dando prioridad a los transportistas que cargan alimentos.

Igualmente, plantea que el mismo sector pueda importar sus insumos y repuestos para no contar con mecanismos indiscriminados de asignación que benefician a personas ajenas al sector transporte.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también