Evo Morales advierte con «penalidades» por retraso en hidroeléctrica boliviana

// EFE


El presidente de Bolivia, Evo Morales, criticó hoy que el proyecto hidroeléctrico de San José, ubicado en el departamento de Cochabamba (centro) y adjudicado a una empresa china, no está en su tiempo de ejecución y advirtió con posibles «penalidades».

La ejecución del proyecto, cuya inversión total alcanza los 235 millones de dólares, fue adjudicada a la empresa china Sinohydro, según recoge una nota informativa del Ministerio de Hidrocarburos y Energía (ahora dividido en dos) de junio de 2014.

Estaba previsto que la primera fase, denominada San José I, debía estar produciendo 55 megavatios (MW) en junio de este año, mientras que una fase posterior produciría 69 MW para un total de 124.

«Es una nueva planta hidroeléctrica con mucha inversión. Es una obra muy grande, pero lamento informar, después de la visita, después de recabar información técnica (…) deja mucho que desear, lamentablemente no está en su tiempo la ejecución», dijo Morales.

El presidente precisó que el avance actual es del 40%, de modo que no se van a cumplir los plazos.

«Quiero advertir nuevamente a todas las empresas que se adjudican el trabajo: los contratos se cumplen», incidió, y añadió que de lo contrario puede haber «penalidades» y «hasta rescisión de contrato».

Morales admitió que puede haber causas relacionadas con la geología para el retraso, y también con las lluvias, pero aseguró que, especialmente las últimas, debían haberse previsto.

El mandatario no precisó qué tipo de medidas van a tomarse, pero generalmente Bolivia impone «boletas de garantía» para las grandes obras, un dinero que se cobra a la empresa adjudicataria en caso de no completarse la ejecución de acuerdo con las condiciones estipuladas.

Morales afirmó estar «muy descontento con el viaje» de inspección de la hidroeléctrica.

Te podría interesar también