Europa y América Latina afianzan lazos de cooperación e innovación empresaria

// EFE


La Unión Europea y sectores empresariales de Latinoamérica celebraron hoy en un acto en Buenos Aires el inicio del programa ELAN, que fomenta la integración comercial y tecnológica de empresas de ambas regiones en puntos como la producción de energías renovables y el desarrollo digital.

El presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, Fabían Tarrío, dio inicio al evento, al que asistieron 400 empresarios, con la idea de que «sin integración, el techo de crecimiento es muy bajo».

El primer secretario de Asuntos Económicos y Comerciales de la delegación de la Unión Europea en Argentina, Zoran Gogolewsky, habló de una «economía inteligente e integrada basada en el empleo, la educación y la energía», y mencionó una serie de programas que estimulan el crecimiento de pequeñas y medianas sociedades.

En este sentido, resaltó el programa llamado «Al Invest» que invierte 25 millones de euros en América Latina, 10 de ellos en Argentina.

Además, agradeció el trabajo de cooperación que se realiza junto con el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Argentina y la Eurocámara de ese país para el intercambio de información sobre el mercado local para facilitar decisiones por parte de compañías europeas.

Con respecto a la integración latinoamericana-europea, el vínculo entre Argentina y España tuvo un lugar privilegiado ya que un representante del ministerio nombrado, Héctor Palong, fijó como objetivo «formalizar proyectos de innovación con un socio principal: el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial» del país ibérico.

En respuesta a ello, los representantes españoles Francisco Sánchez y Manuel Falcón Ballestero expresaron que las empresas argentinas e ibéricas «tienen que desarrollar nuevos productos o elevar la calidad de los que ya existen».

A la disertación ibérico-argentina le siguió el punteo de desafíos y tendencias que tiene el país anfitrión en el campo empresarial.

En primera instancia, el director del Instituto Nacional de Tecnología Industrial de Rafaela, Omar Gasparotti, estableció dos retos para la región latinoamericana: la digitalización empresarial y el desarrollo de producción local de valor agregado para alcanzar un tipo superior de economía.

Por otro lado, la representante de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina, María Pedrosa, enfatizó sobre la robotización y eliminó miedos alrededor del crecimiento de esta área ya que «no genera reducción de empleo sino provoca nuevos empleos que requieren mayor calidad».

Y por último, el presidente de la Cámara Argentina de Energías Renovables, Marcelo Álvarez, diagnosticó una situación de desinversión en su país que repercutió en malas condiciones de producción y distribución energética pero que con «financiamiento sano pueden ser remediadas».

El encuentro se realiza entre hoy y el miércoles en un hotel de Buenos Aires.

Te podría interesar también