Euro rozó su precio máximo desde mayo de 2018 por expectativas económicas más positivas

// EFE

Euro rozó su precio máximo desde mayo de 2018 por expectativas económicas más positivas



El euro subió este martes 1 de septiembre y rozó los 1,20 dólares, máximo desde mayo de 2018, tras el aumento de la tolerancia al riesgo por las expectativas en la vacuna contra el coronavirus y tras la publicación de las cifras de la actividad industrial de China y de la eurozona.

El euro se cambiaba hacia las 08.40 horas GMT a 1,1969 dólares, pero algo antes había llegado hasta los 1,1997 dólares.

La moneda única se pagó a 1,1961 dólares en las últimas horas de la negociación europea del mercado de divisas de la jornada anterior.

El cambio de enfoque de la política monetaria de la Reserva Federal (Fed) debilita al billete verde porque no subirá los tipos de interés simplemente porque el desempleo haya caído y va a dar prioridad a lograr el pleno empleo a expensas de la inflación.

Por ello el mercado espera que la Fed dejará las tasas de interés en el 0 % durante más tiempo de lo que había pronosticado antes.

El modesto crecimiento del sector manufacturero de la zona euro se mantiene, según datos finales de IHS Markit.

El índice de gestores de compras final del sector manufacturero de la zona del euro registra 51,7 puntos en agosto (estimación flash 51,7 puntos y dato de julio 51,8 puntos).

Se registran fuertes incrementos de la producción y de los nuevos pedidos y el grado de confianza alcanza su máxima de más de dos años, pero la pérdida de empleo continúa a un ritmo fuerte.

«Por el contrario, el crecimiento industrial se estancó en España y Francia, mientras que las condiciones operativas griegas se deterioraron por sexto mes consecutivo», según Markit.

En el mercado aumenta la preocupación por la situación de España, que es la cuarta economía de la zona del euro.

El euro, que llegó a caer a algo más de 1,06 dólares a comienzos de la crisis por el coronavirus, mantiene una tendencia alcista desde mediados de mayo.

La actividad industrial de China volvió a crecer en agosto al mayor ritmo desde hace casi una década.

Te podría interesar también