Este es el cambio radical que Biden plantea en la política migratoria de EEUU

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Este es el cambio radical que Biden plantea en la política migratoria de EEUU



El gobierno del presidente de Estados Unidos Joseph Biden conformó un grupo especial para la reunificación familiar y dictó órdenes ejecutivas sobre migración regional e inmigración legal

El 20 de enero, el gobierno de Biden dio los primeros pasos de una iniciativa amplia y común a todo el gobierno para reformar finalmente el sistema inmigratorio estadounidense, que incluye enviar al Congreso legislación por el cual se establece una vía para la obtención de la ciudadanía para los casi 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en la potencia norteamericana y contribuyen con su crecimiento.

El Gobierno anunció una serie de medidas adicionales que está tomando para reconstruir y fortalecer el sistema inmigratorio, según una nota de la Casa Blanca.

Las medidas se basan en las órdenes ejecutivas que el presidente Biden dictó durante los primeros días de su administración, que incluyen pasos orientados a preservar y reforzar las protecciones para los “Dreamers”, terminar con la prohibición relativa a personas musulmanas y africanas, detener la construcción del muro en la frontera con México y proteger a ciudadanos liberianos que viven y trabajan en Estados Unidos.

El primer día de su gestión, el Presidente también envió al Congreso la Ley sobre Ciudadanía de Estados Unidos (United States Citizenship Act), que procura modernizar el sistema inmigratorio y gestionar de manera inteligente las fronteras del país, a la vez que se aborda las causas fundamentales de la inmigración.

La estrategia del presidente Biden se centra en la premisa básica de que Estados Unidos es más seguro, más fuerte y más próspero si cuenta con un sistema inmigratorio justo, seguro y ordenado que acoge favorablemente a los inmigrantes, mantiene unidas a las familias y permite a las personas —inmigrantes recién llegados y personas que han vivido aquí durante generaciones— contribuir de manera más plena con Estados Unidos.

El mandatario -dice el despacho de la Casa Blanca- sabe que los nuevos estadounidenses impulsan la economía, como innovadores y creadores de empleo, se desempeñan en todas las industrias estadounidenses, y contribuyen con la producción artística y cultural y refuerzan los mejores valores estadounidenses.

– Órdenes Ejecutivas –

Las recientes órdenes ejecutivas en materia migratoria están orientadas a lo siguiente:

– Crear un grupo especial para la reunificación de familias. El presidente Biden cree que las familias deben estar juntas. Ha manifestado claramente que una de las máximas prioridades es revertir las políticas inmigratorias del gobierno de Trump que separaron a miles de familias en la frontera.

Este grupo especial trabajará en todas las áreas del gobierno estadounidense, con actores clave y representantes de las familias afectadas, como así también con socios en todo el hemisferio, para encontrar a padres e hijos que fueron separados por el gobierno de Trump.

El grupo especial formulará recomendaciones al Presidente y a organismos federales con respecto a los pasos que pueden dar para reunificar a las familias. Asimismo, presentará informes periódicos al Presidente y recomendará medidas orientadas a evitar que esas tragedias vuelvan a ocurrir.

Esta orden también revoca la orden ejecutiva del gobierno de Trump por el cual se procuró justificar la separación de los hijos de sus padres.

– Formular una estrategia para abordar la migración irregular en la frontera sur y crear un sistema de asilo compasivo. Las políticas del gobierno de Trump en la frontera han provocado una situación de caos, crueldad y confusión. Además han socavado la seguridad de las comunidades estadounidenses, penalizando a los solicitantes de asilo que huyen de contextos de violencia y desestabilizado la seguridad en el Hemisferio Occidental.

El gobierno de Biden, en consecuencia, empezará a desactivar las políticas más perniciosas que adoptó el gobierno anterior, al tiempo que se toman medidas eficaces para gestionar la migración en la región.

En concreto, Biden implantará un plan tripartito integral para lograr una migración segura, lícita y ordenada en la región. En primer lugar, el Gobierno analizará las causas que subyacen en el fenómeno, a través de una estrategia para confrontar la inestabilidad, la violencia y la inseguridad económica que actualmente impulsan a los migrantes a irse de sus países.

En segundo lugar, el Gobierno se propone colaborar con socios regionales, incluidos gobiernos extranjeros, organizaciones internacionales y organizaciones sin fines de lucro para reforzar la capacidad de otros países de brindar protección y oportunidades a los solicitantes de asilo y a los migrantes en puntos más próximos a su lugar de origen.

Por último, el Gobierno se cerciorará de que los refugiados y solicitantes de asilo centroamericanos tengan acceso a vías legales hacia Estados Unidos.

El Secretario de Seguridad Nacional también ha asumido la tarea de revisar el programa de Protocolos de Protección de Migrantes (PPM).

La situación en la frontera no se transformará de un momento a otro, en gran parte debido al daño que se causó en los últimos cuatro años. Sin embargo, el Presidente está decidido a adoptar un enfoque que mantenga la seguridad, fortaleza y prosperidad de Estados Unidos, y que también sea acorde con los valores del país.

A través de esta Orden Ejecutiva, también se instruyen una serie de acciones para restablecer el sistema de asilo de EE.UU., entre otras cosas, al rescindir y ordenar que se revisen institucionalmente una variedad de proclamaciones, normas y documentos de orientación del gobierno de Trump que han significado, en la práctica, el cierre de la frontera de EE.UU. a los solicitantes de asilo.

Igualmente, la Casa Blanca pretende restablecer la fe en el sistema de inmigración legal y promover la integración de los nuevos estadounidenses.

El Presidente Biden cree que «los inmigrantes son una parte esencial de quienes somos como nación y resultan críticos para las aspiraciones que albergamos con respecto al futuro».

El gobierno anterior promulgó cientos de políticas que contravienen la historia y socavan el espíritu estadounidense como tierra de oportunidades, que está abierta y recibe con beneplácito a todas las personas que llegan en busca de protección y oportunidades.

Esta Orden Ejecutiva asigna un rol más preponderante a la Casa Blanca en la coordinación de la estrategia del gobierno federal para promover la integración e inclusión de los inmigrantes, que comprende el restablecimiento de un Grupo Especial sobre Nuevos Estadounidenses, y medidas orientadas a que el sistema para la inmigración legal funcione de manera justa y eficiente.

La Orden Ejecutiva exige que los organismos realicen un análisis descendiente de las reglamentaciones, políticas y orientaciones recientes que han interpuesto obstáculos al sistema de inmigración legal.

Asimismo, deja sin efecto el memorándum del presidente Trump que exigió que los patrocinantes familiares devuelvan los fondos al gobierno si sus familiares reciben beneficios públicos, ordena a los organismos que revisen la norma sobre carga pública y otras políticas conexas, y optimiza el proceso de naturalización.

Te podría interesar también