Especial | covid-19 asfixia al turismo: hoteles vacíos resisten pérdidas de ingresos de hasta 90%

// Gisell Quintana /@GisellQuintana

Especial | covid-19 asfixia al turismo: hoteles vacíos resisten pérdidas de ingresos de hasta 90%



El Covid-19 que llegó al país en marzo del año 2020 y hasta ahora ha cobrado la vida de miles de personas, también poco a poco deja sin oxigeno al turismo nacional.

La Federación Nacional de Hoteles de Venezuela, Fenahoven, que afilia a 278 hoteles que representan 34.000 plazas cama del total disponible en el sistema de hospedaje con fines turísticos, reporta que, desde la llegada de la pandemia, el sector ha registrado la menor ocupación en 5 años, índice que ya venia cayendo por la situación económica y por la baja demanda a nivel turístico.

El presidente de Federación Nacional de Hoteles de Venezuela, Fenahoven, Alberto Vieira, explicó en una entrevista exclusiva para Banca y Negocios, que toda la disponibilidad está dirigida a satisfacer la demanda de los clientes internos, principalmente corporativos.

Además, recordó la cifra récord de ocupación en Carnavales del año 2020 con 11 millones de temporadistas, lo que incrementó las expectativas en los hoteles, antes de la llegada de la pandemia del Covid-19, que vino a revertir las esperanzas de recuperación en el sector.

“Desde marzo hasta diciembre puedo decir que en ciudades importantes como Caracas, Maracaibo, Puerto la cruz y Barquisimeto, la ocupación estuvo por debajo del 5%. En localidades como Ciudad Bolívar, si hubo un mejor índice de ocupación, pero por la actividad industrial y minera que allí se genera”, expresó Vieira.

Después de casi nueve meses de paralización del turismo por la cuarentena, en el mes de diciembre, el Ejecutivo Nacional decretó una flexibilización continua y los hoteles reportaron una mejoría por las vacaciones navideñas con una ocupación de 30%, que después cayo 50% para el mes de enero por la vuelta al confinamiento.

No obstante, estos datos solo pueden ser calificados como de una recuperación muy modesta, porque tradicionalmente los hoteles reportaban una ocupación promedio superior a 50% y, con todo y recesión, en las temporadas altas esa media escalaba a niveles de 70% o 75%.

Sin embargo, la industria tuvo que hacer ajustes para adaptar sus operaciones a una nueva escala, más baja, de demanda, luego que el turismo interno comenzó a decaer por la recesión económica y la hiperinflación.

Para la temporada de Carnaval de este año, el Gobierno Nacional extendió la semana de flexibilización hasta el domingo 21 de febrero. Durante este asueto Fenahoven, reportó “muy buena ocupación en las zonas turísticas, por el orden de 50% al 80%”, tomando en cuenta que el aforo permitido por el Ministerio del Turismo era del 40% en todos los hoteles como medida de seguridad para evitar contagios por Covid-19.

En términos de ocupación efectiva estos números hablan de un nivel de ocupación efectiva de entre 20% y 30% en los pasados carnavales.

“Si para Carnavales tuvimos buenos números, para Semana Santa las expectativas eran aún mejor”, dijo el presidente de la Federación Nacional de Hoteles de Venezuela, Alberto Vieira, refiriéndose a la radicalización de la cuarentena durante la Semana Mayor, que, a su juicio, es necesaria debido a la aparición de la cepa brasilera y al incremento de casos de Covid-19 en el país; sin embargo, representará perdidas muy importantes en dólares para los hoteles y en la ocupación cercana a un 5% o 10%.

«En condiciones normales, en una temporada tan importante de asueto, los hoteles ubicados en zonas turisticas como Anzoategui, Morrocoy, inclusive unidades hoteleras de Los Andes, en hoteles cinco estrellas, podemos decir que se deja de percibir entre 50.000 y 70.000 dólares», destacó el Presidente de Fenahoven.

El personal y las limitaciones para trasladarse-

La industria ha logrado mantener su nómina pese a la situación con 113.000 empleos directos y 180.000 indirectos para un total de 293.000trabajadores; sin embargo, en los hoteles existen bares, gimnasios, agencias de viaje que dada la situación del estado de emergencia no han podido laborar porque no hay clientes que atender y estos puestos se han vistos afectados indirectamente.

“Nuestro índice o tasa de empleo por habitación para hoteles 3 estrellas ha sido de 0,83 esta ha podido bajar cerca de unos 10 puntos debido todo lo difícil de poder mantener una operación porque nosotros siempre buscamos formulas para poder seguir prestando el servicio, hay puestos administrativos que hemos podido mantener gracias al teletrabajo, y puestos gerenciales también” resaltó Alberto Vieira

La falta de combustible y no disponer de salvoconductos representan otros factores que impiden a los trabajadores llegar a sus puestos de trabajo, afectando la operatividad y el buen servicio en los hoteles; es por ello que, si no existe una planificación previa, la operación en estos espacios de alojamiento, “se vuelve complicada” según Alberto Vieira, presidente de Fenahoven.

“Tenemos contratos con personal técnico especializado, como los de mantenimiento de aires acondicionados, ascensores, equipos de computación, cuya ejecución se ha visto impedida por las dificultades de los trabajadores para movilizarse y, en consecuencia, hacen que nosotros no podamos dar la asistencia a los pocos clientes que tenemos”

A pesar de que en los hoteles la atención es presencial, estos también han tenido que adaptarse al teletrabajo, por lo menos para funciones administrativas y hasta gerenciales.

-Hoteles en cierre técnico-

El presidente de la Fenahoven, manifestó que hasta ahora, no hay reportes de hoteles que hayan tenido que cerrar de forma permanente por falta de ingresos, argumentando que “la mayoría de nuestros afiliados está representada por empresas familiares, donde, digamos, que son emprendimientos productos de años de esfuerzo y trabajo para su patrimonio y obviamente para el sector hotelero y comercial venezolano”(….)pero sí puedo decir que se mantienen en espera, en cierre técnico, debido a problemas y fallas estructurales que impiden un buen servicio, no mas de 10 hoteles a escala nacional

 Sobre los hoteles que funcionan como albergues para pacientes con Covid-19, Fenahoven considera necesario tener algunas consideraciones que les permitan operar después de este tiempo de afectación, como la exoneración de deudas que se tengan de los servicios públicos por todo el año, como ocurrió en los hoteles del Área  Metropolitana de Caracas con el aseo y posibilidad de tarifas especiales de otros servicios.

“En algunas reuniones con el Ministerio del Comercio hemos presentado propuestas. Por ejemplo, pagamos un impuesto parafiscal importante, y pedimos que se nos reconsidere esa tasa del 1% de nuestra actividad Turística de alojamiento”

– Estrategias para seguir operando –

Al no tener demanda, y estar prácticamente un año sin ser mencionados como un sector priorizado, los ingresos para los hoteles ubicados en zonas turísticas registraron una pérdida de 90%, por lo que desde la Federación  analizan estrategias y promociones para ayudar a los afiliados a generar ventas y garantizar una buena prestación del servicio de forma responsable.

Fenahoven apuesta a que todas las zonas turísticas privilegiadas por clima de montaña, playas, el contacto con la naturaleza harán despertar o generar nuevas oportunidades. Los hoteleros deben estar atentos, no desestimar la constante búsqueda de clientes y oportunidades que generen negocio sustentable cumpliendo con esta nueva necesidad de bioseguridad.

“Hemos desarrollado un trabajo junto con otros gremios, y tomando en cuenta lo que han hecho otros países, para operar de una forma segura y confiable, a fin que los clientes tengan la confianza de venir a nuestras instalaciones porque cuidamos nuestros equipos de trabajo y estamos preocupados por esta situación”, detalló el presidente de Fenahoven.

– Vacunación y Ley Orgánica del Turismo –

Luego del decreto de cuarentena radical en Semana santa y que, en el corto plazo, pareciera que la próxima temporada importante es la de agosto, el presidente de Conseturismo, Leudo Gonzalez, propone al Ministerio de Turismo activar el artículo 7 de la Ley Orgánica del Turismo que establece que el Ejecutivo Nacional pudiera desplazar los días feriados nacionales que caen en una semana martes, miércoles o jueves, al viernes de esa semana o lunes de la siguiente, de manera de alargar los días de asueto y generar una especie de fin de semana largo cuando las condiciones sanitarias sean adecuadas en el país.

Otra de las propuestas del sector es que el personal de los hoteles sanitarios sea incluido en el programa de vacunación para resguardar su salud y la de sus familiares. Conseturismo, asegura que “hemos recibido información que ya en estos hoteles se les esta solicitando la base de datos de empleados que pudieran para incluirlos en estos programas de vacunación”

 Finalmente, para generar confianza y tranquilidad a los turistas, el sector propone un programa de vacunación general en destinos específicos, como es el caso de Los Roques, Canaima y Margarita.

El turismo en Venezuela ha sido, hasta ahora, uno de los sectores más golpeados por la cuarentena que inició en marzo del año 2020, y a pesar de que experimentó una leve recuperación durante Carnaval, el incremento de casos y la nueva cepa brasileña lo vuelven a paralizar sin oportunidad de ingresos.

Ante este escenario, Conseturismo pide tener “paciencia y guardar la calma”, para esperar que estos brotes puedan ser controlados en el menor tiempo posible para pensar en esquemas de flexibilización progresivos con medidas de bioseguridad.

Te podría interesar también