Española Repsol reduce otra vez exposición patrimonial en Venezuela

// EFE

Española Repsol reduce otra vez exposición patrimonial en Venezuela



Repsol sigue reduciendo su exposición patrimonial a Venezuela, que al cierre del primer semestre de 2019 asciende a 393 millones de euros, casi un 14% menos que la que tenía al finalizar 2018, cuando era de 456 millones de euros.

Repsol explica en las cuentas semestrales que ha presentado este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que durante el primer semestre ha continuado la situación de inestabilidad política en Venezuela, la recesión económica y la inflación.

Añade que en el primer semestre se ha producido una devaluación importante de la divisa venezolana frente al euro, aunque sin impacto significativo en los estados financieros del grupo.

Además, Estados Unidos amplió el 28 de enero las sanciones contra la petrolera estatal Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) y en abril impuso nuevas sanciones al Banco Central de Venezuela, lo que impide a estadounidenses operar con ella y con cualquiera de las sociedades que controla y la obligación de bloquear sus activos en Estados Unidos.

Repsol ha dicho que Estados Unidos ha concedido ciertos plazos para facilitar la terminación ordenada de las operaciones mediante varias licencias generales, pero las nuevas medidas han agravado la situación de crisis en Venezuela.

La petrolera española ha adoptado las medidas necesarias para continuar con su actividad en el país, incluyendo la recepción periódica de crudo en pago de deudas, con pleno respeto a la normativa internacional de sanciones, y hace seguimiento de los eventuales efectos que pudieran tener sobre sus actividades, aunque en las actualizaciones no ha observado impactos significativos en el grupo respecto al ejercicio de 2018.

Repsol reconoció en sus cuentas de 2018 provisiones por riesgos o deterioros reversibles de 1.159 millones de euros, principalmente por la evolución del sector petrolero en Venezuela.

La producción media de Repsol en Venezuela en el primer semestre alcanzó 59.000 barriles equivalentes de petróleo al día, frente a 62.000 en 2018.

La principal inversión que mantiene Repsol es el proyecto gasífero Perla Cardón IV, en el Golfo de Venezuela, que mantiene en sociedad paritaria con la italiana ENI. Este bloque  proyecta una producción de 1.200 millones de pies cúbicos diarios, y representa el único emprendimiento de producción de gas activo en Venezuela, porque los restantes están paralizados.

La producción media de hidrocarburos de Repsol en todo el mundo en el primer semestre ascendió a 697.000 barriles equivalentes de petróleo al día, un 4% inferior a la del mismo periodo de 2018.

Este descenso se ha producido fundamentalmente en Libia, Venezuela, Trinidad y Tobago y Estados Unidos, y se ha visto compensado parcialmente por los incrementos por nuevos pozos (Colombia y Canadá), adquisiciones (Noruega) y el inicio de la producción en Buckskin, en el área estadounidense del Golfo de México.

Te podría interesar también