Elon Musk quiere copiar el ‘WhatsApp chino’ para dominar el mundo

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Elon Musk quiere copiar el ‘WhatsApp chino’ para dominar el mundo

Elon Musk, a persona con mayor poder económico del mundo, con una fortuna estimada en 216.000 millones de dólares según el índice de multimillonarios de Bloomberg,  está dispuesto a crear una super aplicación tecnológica en la que se puedan realizar muchas tareas diferentes, incluso aquellas que no necesariamente piensan que están superrelacionadas entre sí.

En realidad, Musk quiere copiar el modelo WeChat de China y llevarlo a Estados Unidos, pero con su propia app. A WeChat, propiedad de Tencent, se le considera como el «WhatsApp chino», pero en realidad es mucho más que una aplicación de mensajería instantánea. WeChat es Facebook, Instagram, Skype, Uber, Tinder y Amazon en una sola plataforma.

Pero no solo eso ya que, además de ser un servicio gratuito que permite chatear, enviar fotos y mensajes multimedia, hacer llamadas y videollamadas de forma totalmente gratis, también ofrece la posibilidad de realizar transferencias, pedir un taxi, gestionar las facturas de la luz, solicitar una cita médica, comprar una entrada de cine, pedir comida a domicilio o gestionar un sistema de mapas para saber cómo está un lugar de congestionado.

«No hay un equivalente de WeChat fuera de China», señaló Musk durante su primera reunión con los empleados de Twitter la semana pasada, tal y como recoge Forbes. En ella, el fundador y CEO de Tesla mencionó directamente a WeChat, lo que indica que construir algo así promovería su objetivo más amplio de casi quintuplicar la base de usuarios de Twitter a 1.000 millones de personas. «Hay una oportunidad real de crear eso», reveló.

WeChat tuvo tanto tirón en China que a principios de 2018 ya se había posicionado como la tercera app en traspasar la línea de los 1.000 millones de usuarios, solo por detrás de WhatsApp y Facebook Messenger. En la actualidad, WeChat cuenta, más o menos, con los mismos usuarios que TikTok e Instagram, aunque sigue estando a bastantes kilómetros de WhatsApp.

Una de las causas del poco atrevimiento por parte de muchas compañías tecnológicas en crear una super app viene dada porque la adopción de pagos móviles en Estados Unidos se ha retrasado significativamente con respecto a China. En el país asiático, más del 80% de los adultos usan pagos móviles, mientras que en EEUU, la cifra sea menos de un tercio.

«Una de las críticas a WeChat son sus tendencias monopólicas», dice Scott Kennedy, presidente del consejo de administración de negocios y economía de China en el Centro de Estudios Estratégicos e Inteligencia. «Ya tenemos ese tipo de preocupaciones sobre Facebook, Apple y otros. Creo que una super aplicación se toparía con obstáculos antimonopolio y anticompetencia en los Estados Unidos».

Con información de ElEconomista.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también