El «Ucraniagate» podría afectar también campaña de Joe Biden

// AFP

El «Ucraniagate» podría afectar también campaña de Joe Biden



El escándalo ucraniano, que a primera vista amenaza con torpedear la presidencia de Donald Trump, también salpica la campaña de su potencial gran rival para las elecciones nacionales de 2020: el ex vicepresidente demócrata Joe Biden.

Los dos políticos septuagenarios están en el centro de una vorágine en Washington que incluye una investigación para abrir un juicio político, intensas disputas partidistas y repetidos ataques contra Biden por parte de un presidente aparentemente ansioso por crear una niebla de confusión sobre su potencial rival electoral del año próximo.

Biden podría verse beneficiado por el escándalo, pero también podría salir gravemente afectado.

Trump admitió haber buscado, durante una llamada telefónica, ayuda del presidente de Ucrania para investigar a Biden. Esa conversación es el centro de una denuncia de un exfuncionario de la CIA que trabajó en la Casa Blanca y que ha llevado a los demócratas que lideran la Cámara de Representantes a lanzar una investigación formal de cara a un juicio político contra el mandatario.

Trump también insinuó sombríamente que el exvicepresidente usó su influencia para ayudar a su hijo Hunter Biden en sus contratos con una compañía de energía de Ucrania.

Las acusaciones de corrupción de Biden han sido investigadas y en gran medida desacreditadas, pero Trump ha insistido en un esfuerzo poco velado para dañar la campaña del candidato demócrata.

«Joe Biden y su hijo son corruptos», sentenció el mandatario el martes.

Si bien las acusaciones podían sonar preocupantes para Biden, su equipo sugirió que los votantes demócratas lo veían de manera diferente.

«Ha sido nuestra mejor semana de recaudación de fondos desde la segunda semana de la campaña», dijo a la AFP el viernes un funcionario vinculado al equipo del ex vicepresidente.

El propio Biden ha contragolpeado a Trump. Pero en una declaración del miércoles dijo que continuará enfocando su campaña no en cómo el presidente «abusó de su poder para perseguir» a su familia, «sino en cómo le ha dado la espalda a las familias de Estados Unidos».

Los ataques a familiares de políticos son asuntos complicados, y siempre existe la amenaza de que sean contraproducentes. Los votantes pueden simpatizar con Biden, quien perdió a su hijo Beau a causa del cáncer, y con Hunter, que ha luchado contra el abuso de drogas.

Los demócratas han atacado repetidamente a los hijos adultos de Trump, particularmente a Donald Jr y Eric, por sus negocios y esfuerzos de campaña.

Pero los expertos están divididos sobre cómo el escándalo de Ucrania impactará en Biden.

El profesor de gobierno David Lublin, de la American University, argumentó que a la larga podría serle útil.

«No puedo imaginar una mejor manera de aumentar su apoyo entre los demócratas que ser atacado repetidamente por Donald Trump», declaró Lublin a la AFP.

Con su campaña afectada –Elizabeth Warren, una de sus rivales en la interna demócrata, le arrebató el primer puesto en las encuestas para Iowa, New Hampshire y California–, una guerra dialéctica con Trump podría impulsar el perfil de Biden como luchador y estadista experimentado.

– ‘¿Culpa por asociación?’ –

También podría reforzar su campaña al eliminar la atención sobre los otros aspirantes demócratas que luchan por hacer oír su voz.

«Si no hablan de ti los medios de comunicación nacionales, no existes», dijo Lublin.

La principal prueba de ellos es el propio presidente. La exhaustiva cobertura de noticias sobre Trump en 2015 fue en gran medida negativa, pero sirvió para «desplazar la cobertura de sus principales oponentes», explicó Lublin.

No obstante, si bien no ha habido pruebas de que Biden haya actuado irregularmente, la versión de Trump «ya está tomando fuerza», observó Seth McKee, profesor asociado de ciencias políticas en la Universidad Tecnológica de Texas.

Trump ha dicho que Biden presionó para que se retirara a un fiscal ucraniano para proteger a su hijo, acusaciones rechazadas por los demócratas.

Si bien las actividades de Hunter podrían no haber sido ilegales, cualquier apariencia de conflicto de intereses entre sus negocios y su padre podría contaminar al candidato.

«Eso sería culpa por asociación», según McKee.

Al iniciar los procedimientos de juicio político, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, generó un enfoque constante en el escándalo de Ucrania y, por extensión, en la conducta de los Biden.

«No veo cómo eso sería una ganancia» para Biden, expresó McKee. «Estar a la defensiva en política nunca es algo bueno».

Biden podría beneficiarse al aparecer como el presunto nominado demócrata bajo ataque del presidente, dijo Tim Hagle, profesor de la Universidad de Iowa y estudioso de la política estadounidense.

Pero si Warren continúa aumentando en las preferencias, y los votantes cuestionan la capacidad electoral de Biden, los problemas podrían aumentar para el exvicepresidente.

«La conclusión aquí es… todavía es un poco temprano para saber si esto será una ayuda o un obstáculo para Biden», dijo Hagle.

Te podría interesar también