EEUU torpedea línea de flotación del régimen cubano con sanción al Havana International Bank

// AFP

EEUU torpedea línea de flotación del régimen cubano con sanción al Havana International Bank


Estados Unidos golpeó al sistema financiero de Cuba anunciando sanciones contra el Havin Bank Ltd., también conocido como Havana International Bank, una entidad de capitales cubanos con sede en Londres.

El Departamento del Tesoro anunció que la entidad fue incluida en la lista negra de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), lo cual prohíbe toda transacción con individuos y entidades estadounidenses.

Este banco opera desde agosto de 1973 y es el único de capital totalmente cubano constituido fuera de la isla. Su principal accionista es el Banco Central de Cuba, según datos publicados por este emisor.

Con una ubicación privilegiada en la City de Londres, el banco cuenta con una red de 400 corresponsales en el mundo.

Estas sanciones llegan justo cuando el gobierno comunista de la isla caribeña abrió la circulación de dólares permitiendo la venta de alimentos en divisas en algunas tiendas estatales.

Desde su llegada al poder en 2017, el presidente republicano Donald Trump revirtió el acercamiento hacia Cuba promovido por su predecesor demócrata Barack Obama, endureciendo el bloqueo a la isla que rige desde 1962 luego de la revolución de Fidel Castro, bajo el argumento de violaciones de los derechos humanos de cubanos y apoyo al mandatario venezolano Nicolás Maduro.

«Estados Unidos está presionando cada vez más al régimen de Castro para que detenga la represión de sus ciudadanos y su intervención en otros países, particularmente en Venezuela«, dijo en rueda de prensa telefónica el principal diplomático estadounidense para América Latina, Michael Kozak.

El alto funcionario señaló que la política hacia La Habana busca «restringir» toda fuente clave de ingresos «para obligar al régimen a enfrentar las deficiencias de su propio modelo y permitir una mayor libertad a su propio pueblo».

«Con este fin, estamos exponiendo la verdad sobre el programa de misiones médicas cubanas, un esquema de hacer dinero disfrazado de asistencia humanitaria. Estamos desalentando viajar y alojarse en hoteles administrados por el ejército cubano. Y estamos tratando de romper el monopolio que el ejército cubano ha establecido en el procesamiento de remesas», afirmó.

– «Mojito de Castro» –

Kozak, que esta semana alertó en Twitter contra el consumo de ron y tabaco de Cuba, emblemáticos productos a los que acusó de financiar la «dictadura» en la isla, dijo en un tuit que «es hora de congelar las ganancias del gobierno cubano por el tráfico de bienes confiscados».

Y junto a una foto con la etiqueta Cuba #Libertad, publicó la siguiente «receta»: «Mojito clásico, estilo Castro: 1 parte de ron (robado), 1 parte de azúcar (robada), limón (robado), yerbabuena (machacada, como la oposición política)».

El miércoles, un tuit de similar formato advirtió «Comprador, ten cuidado»: «En 1960 los compinches de Castro robaron todos los activos extranjeros en Cuba: tomaron empresas, destruyeron granjas, saquearon negocios. Las empresas extranjeras que hacen negocios en Cuba hoy en día deben tener cuidado: lo han hecho antes, lo harán de nuevo», dijo.

Consultado por AFP, John S. Kavulich, presidente de la organización Consejo de Comercio y Economía entre Estados Unidos y Cuba explicó que la estrategia de la OFAC es «crear y después mantener una toxicidad».

«El gobierno de Trump quiere hacer que todas las transacciones que involucren exportaciones desde o importaciones hacia o servicios que vengan de Cuba sean más caras, ineficientes y complicadas», indicó Kavulich.

El experto señaló que la medida contra el Havin Bank Ltd. también es «una señal para el gobierno del Reino Unido».

En marzo de 2019, el príncipe Carlos, heredero de la corona británica, preparó un mojito durante su histórica visita a La Habana, considerada un espaldarazo al turismo en la isla en medio de las tensiones entre Cuba y Estados Unidos.

Te podría interesar también