Economistas aseguran que encaje legal a 73% sigue siendo elevado

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Economistas aseguran que encaje legal a 73% sigue siendo elevado

Economistas venezolanos concuerdan que la reducción del encaje legal de 85% a 73% anunciado la noche del miércoles por el ejecutivo es insuficiente, esto debido a que no alcanza para liberar la liquidez y aumentar el crédito bancario.

La economista Tamara Herrera, directora de Síntesis Financiera, aseguró en entrevista con Román Lozinski, que la reducción del encaje legal de 85% a 73 % en Venezuela es una medida en la dirección correcta, sin embargo, el encaje sigue siendo muy elevado.

«La decisión es buena. Ha habido un clamor generalizado de todos los sectores de la economía, porque hay una deficiencia importante del financiamiento bancario en el país desde hace años. En eso se afincó la política antiinflacionaria del Gobierno que le restó oxigeno a la economía, prácticamente acabó con el crédito y afecto la viabilidad de la banca. Una reducción de la tasa de requerimiento del encaje es una medida en la dirección correcta, pues va a producir, de entrada, un incremento. Si sumas las dos decisiones: la de permitir que hasta el 10% de las divisas se puedan prestar en bolívares y la reducción del encaje legal, estamos hablando aproximadamente de unos 500 millones de bolívares, que supone un aumento en la cartera de crédito de 39%», explicó.

Y agregó que los bancos tendrán moderación a la hora de entregar prestamos ya sea persona natural o jurídica: «La tasa es sumamente elevada. Lo va a estar prestando con consideración, con los criterios de riesgo crediticio pues tiene que asegurar que el prestamista tenga las capacidades de pago. Son 500 millones de bolívares, lo digo en términos de reanimación económica pues  había una necesidad de la empresa nacional, que ha estado trabajando a punta de flujo de caja, eso es algo».

Para José Guerra, quien en días pasados aseguraba que la expectativa era que el encaje sería reducido al 65% o 50%, la medida fue «bulla».

«La reducción del encaje desde 85% hasta 73% anunciado hoy es absolutamente insuficiente para liberar liquidez y aumentar el crédito. El fondo de Bs 46 millones ($ 10 millones) luce raquítico para financiar cualquier actividad. Más fue la bulla que cabulla», dijo en su cuenta en Twitter.

También criticó las declaraciones del presidente Nicolás Maduro de que si se levantaran las sanciones podría pagar inmediatamente a los tenedores de bonos. «Alguien que conozca las cifras de activos de Venezuela en $ puede creer lo que dijo Maduro de que si se levantan las sanciones Venezuela pagaría la deuda inmediatamente? Venezuela no tiene cómo pagar la deuda externa en default desde noviembre 2017. Olvídense de eso», agregó.

Por su parte, el director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, consideró que los anuncios económicos relacionados a la banca fueron demasiados limitados.

«A propósito de los anuncios de hoy (miércoles), cuyo alcance es, en extremo limitado. Comparto una entrevista que tuve hace unos días con Danny Leguízamo donde ahondo en la situación de la banca en Venezuela. Es un sinsentido ponerle freno a la dolarización en las condiciones actuales», advirtió Oliveros en Twitter.

En esa entrevista a El Cooperante, Oliveros sugirió relajar las medidas de encaje legal y permitir el crédito bancario en dólares.

Sin embargo, ve una contradicción en que el chavismo pida a la banca expandir el crédito cuando hay dos elementos sobre las cuales el gobierno ha puesto trabas.

«La primera de ellas es el encaje. La política de encaje no tiene sentido, sobre todo, porque ya indexaste los créditos a la devaluación con el famoso crédito indexado. El peligro de que el crédito se convierta en un vehículo para la compra de divisas o para generar inestabilidad cambiaria ya no existe, dado que el crédito es indexado. Aquí ya no existe la figura del crédito barato o la figura de créditos que se usaban para hacer cobertura cambiaria», apuntó.

El Gobierno de Venezuela anunció este miércoles la autorización de préstamos indexados en dólares y la reducción del encaje bancario como parte de un paquete de medidas orientadas al resurgimiento del crédito, prácticamente inexistente en el país.

La reducción del encaje bancario se aplicará por «un período de tiempo muy corto» que será renovado según «como se vaya desempeñando» hasta ir a «una flexibilización expandida en el tiempo», indicó la vicepresidenta Delcy Rodríguez, sin ofrecer más detalles.

Venezuela salió en 2021 de su voraz ciclo de hiperinflación que comenzó en 2017, aunque el costo de vida sigue siendo muy alto y la inflación, que cerró el año en 686,4%, según el Banco Central (BCV), ha alcanzado incluso a los precios en moneda extranjera.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también