Datos | BCV reporta 12 meses con inflación menor a 50 %: ¿se acabó la hiperinflación?

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Datos | BCV reporta 12 meses con inflación menor a 50 %: ¿se acabó la hiperinflación?

Según los datos del Banco Central de Venezuela, reportados en la madrugada de este sábado, Venezuela acumula 12 meses con una variación de la inflación mensual inferior a 50 %, por lo que, si se aplica el modelo del economista Phillip D. Cagan, oficialmente la hiperinflación en el país terminó en diciembre de 2021.

Cagan escribió un texto llamado «Las Dinámicas Monetarias de la Hiperinflación» en 1956, donde definió las hiperinflaciones como períodos de tiempo prolongados donde la variación de los precios supera 50 % mensual. Hay otras definiciones, donde Venezuela también calza, como por ejemplo la que se utiliza en las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), según la cual el fenómeno describe a economías con más de tres años con indicadores generales de precios superiores a 100 %.

Según el modelo de Cagan, las hiperinflaciones se pueden dar por terminadas cuando el país pasa 12 meses con variaciones inflacionarias inferiores a 50 %.

Falta ver los datos de diciembre del Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) que reporta la inflación y funcionó como referencia durante el lapso en el cual el BCV dejó de registrar mensualmente el comportamiento de los precios, obligación que ha retomado.

La inflación es, de hecho, el único indicador regular que reporta el ente emisor desde hace años.

Lo cierto es que el debate sobre el fin de la hiperinflación es en esencia académico. Lo que sí delatan estos últimos 12 meses es una política antiinflacionaria de corte clásico, que se ha llevado a cabo con disciplina, aunque no exenta de riesgos.

El pragmatismo exhibido por el gobierno de Nicolás Maduro se evidencia en un uso más intensivo de las divisas que recibe, tanto para controlar el tipo de cambio y evitar alzas sustanciales, como para pagar a proveedores, evitando una fuente importante de generación de bolívares.

Como elemento clave también está la restricción de liquidez, que alcanza al crédito bancario.

La liquidez monetaria terminó al 31 de diciembre de 2021 en 4.205.199 bolívares reexpresados -4.205 billones de los antiguos-, con una variación de 684,85 %, la menor reportada por el Banco Central de Venezuela desde 2016, lo que da cuenta de la severidad del ajuste que aplicó el gobierno, al llevar al gasto público a niveles muy bajos.

Este ajuste es, además, detonado por las sanciones internacionales, que suprimieron el crédito externo del gobierno y dificultan las exportaciones petroleras, lo que, a su vez, limita la emisión de dinero en moneda nacional con respaldo o no inflacionaria.

En diciembre pasado, el circulante aumentó solo 14,07 %, cuando se esperaba un incremento mayor.

La pregunta que surge es si el gobierno mantendrá esta política tan restrictiva en 2022, en un contexto de mayores ingresos por exportaciones petroleras y de recuperación moderada de la economía.

Un elemento medular es reactivar el crédito, pero esta misma semana la autoridad minetaria envió una señal preocupante, al mantener el coeficiente de encaje legal bancario en 85 %.

En todo caso, la inflación con su ola de consecuencias negativas para las personas sigue viva y aparentemente imbatible. De lejos, la variación del Índice Nacional de Precios venezolano es la mayor del mundo y permanece fuera del promedio general latinoamericano.

La crisis inflacionaria persiste, más allá del modelo de Phillip Cagan.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también