Crudo de Texas abre con un descenso del 0,99% hasta los US$36,96

// EFE

Crudo de Texas abre con un descenso del 0,99% hasta los US$36,96



El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este lunes con un descenso del 0,99 %, hasta los 36,96 dólares el barril, mientras sigue la preocupación por una lenta recuperación de la demanda frente al aceleramiento de la producción global.

A las 09.05 hora local (13.05 GMT), los contratos futuros del WTI para entrega en octubre restaban 0,46 dólares respecto al cierre de la sesión previa del viernes, en la que hubo un ligero repunte pero se consolidó un retroceso semanal del 6,1 %.

El petróleo de referencia estadounidense comenzaba la jornada a la baja tras despedir el viernes su segunda semana consecutiva de pérdidas, que ha dejado el precio por debajo de la barrera psicológica de los 40 dólares.

«Por el lado de la demanda, estamos en mejores niveles respecto a la primera ola de la pandemia pero una cosa está clara. La demanda no se ha recuperado hasta los niveles esperados por el mercado y las previsiones so bastante planas para los próximos meses», explicó en una nota el analista Bjornar Tonhaugen, de la firma Rystad Energy.

Por otra parte, la oferta se está acumulando y las provisiones de la OPEP y sus aliados empiezan a notarse en los mercados, ya que algunos productores están recortando sus precios de venta y los almacenes vuelven a llenarse.

En Libia, el comandante Khalifa Haftar se ha comprometido a poner fin al bloqueo de las instalaciones petrolíferas que dura meses, lo que podría añadir más producción al mercado, hasta 1 millón de barriles diarios según algunos analistas.

«El anuncio de que está a punto de terminar el bloqueo de las terminales de exportación de crudo libio se suma a los problemas sobre la mesa en la reunión de la OPEP+ esta semana», señaló el analista Jeffrey Halley, de la firma OANDA.

La cita del cártel «esta vez será muy interesante porque la recuperación del mercado está siendo difícil y se hace evidente que Irak y otros países con retrasos en sus recortes (de producción) no serán capaces de cumplir (lo acordado) antes del fin de septiembre. Va a ser una semana ruidosa en el mercado de petróleo», agregó Tonhaugen.

Te podría interesar también