Continental perdió $1.300 millones en 2019 por depreciaciones

// EFE

Continental perdió $1.300 millones en 2019 por depreciaciones



El fabricante alemán de neumáticos y componentes automovilísticos Continental obtuvo una pérdida neta atribuida de 1.225 millones de euros en 2019, equivalente a 1.365 millones de dólares, frente al beneficio de 2.897,3 millones de euros ($3,228.90 millones) que había registrado un año antes, por depreciaciones.

La facturación se mantuvo en 44.478,4 millones de euros -$49,569.0 millones- (+0,2 %), informó hoy Continental, que precisó que sufrió una pérdida operativa de 268,3 millones de euros -299 millones de dólares-, cuando un año antes ganó 4.027,7 millones de euros -$4,488.68 millones-, porque tuvo que reconocer depreciaciones de 2.500 millones de euros -$2,786.13 millones- en el valor de algunas empresas adquiridas, debido a la caída de la producción mundial automovilística del 6 % el año pasado, y a las provisiones que tuvo que hacer por los costes por el programa de transformación.

La rentabilidad operativa sobre las ventas fue el pasado ejercicio de -0,6 %, en comparación con el 9,1 % de 2018.

La dirección de Continental propondrá el reparto de un dividendo de 4 euros por acción por el ejercicio 2019, frente a los 4,75 euros de 2018.

Continental prevé que la producción automovilística baje en 2020 por tercer año consecutivo, entre un 2 y un 5 %, y por ello pronostica una facturación de entre 42.500 y 44.500 millones de euros, con un margen de rentabilidad operativa de entre el 5,5 y el 6,5 %.

El presidente de Continental, Elmar Degenhart, dijo que «Continental evoluciona en tiempos desafiantes mejor que sus mercados», aunque se mostró insatisfecho con el resultado neto en la división automovilística.

El ejecutivo agregó que los pronósticos para este año incluyen los efectos previstos hasta ahora por la propagación del coronavirus en la producción automovilística.

Continental espera que la producción automovilística mundial caerá en el primer trimestre más de un 10 %, en comparación con el año anterior, y que en China la disminución será, incluso, del 30 %, como mínimo.

Pero también considera que, de momento, no se pueden calcular todos los efectos negativos que puede tener el coronavirus en la producción y cadenas de suministros, así como en la demanda.

Otros factores negativos para el sector son los conflictos comerciales, el endurecimiento de la regulación de emisiones contaminantes en Europa y la digitalización de procesos de negocio y de los automóviles, según el director Financiero de Continental, Wolfgang Schäfer.

Las acciones de Continental bajaban en los primeros compases de la negociación de la Bolsa de Fráncfort un 11,6 %, hasta 85,10 euros, tras conocerse estas cifras y pronósticos.

Continental tenía a finales del pasado año una deuda neta de 4.071,1 millones de euros, un 145,1 % más.

Los costes de investigación y desarrollo subieron hasta 3.364,2 millones de euros (+4,8 %) y las inversiones hasta 3.308,6 millones de euros (+5,9 %).

Te podría interesar también